Muy buen sitio de barra

El local es pequeño y las mesas están un poco pegadas, por lo que la mejor opción es siempre la barra. Suele estar muy solicitada, por lo que hay que tener paciencia hasta encontrar tu huequecillo. Una vez clavado el codo, conviene no moverse, jeje.

La carta es de corte clásico, lo mejor del sitio es la calidad de la materia prima: uno de los mejores solomillos de buey que he comido, alcachofas plancha en temporada que se salen, boquerones abiertos, tapas de paella al mediodía, el revuelto de bacalao y las ligeritas, especie de montaditos muy buenos.

En definitiva, hay que saber a lo que vas, restaurante de barra, a pedir raciones y cañas, y a disfrutar de la calidad del tapeo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar