Buenas referencias de vinos

Restaurante ya visitado en varias ocasiones. y de visita obligada para los amantes del vino.
En el restaurante destacan tres zonas, barra, zona de tapas y comedor. Bonita decoración, donde destaca en la zona central unos m2 donde el suelo es el mismo que hay en el Passeig de Gràcia de Barcelona, una replica al que hay en la vivienda de Antoni Gaudí en el Park Güell.
Muy buena y extensa carta de vinos, donde puedes encontrar vinos de todos los tipos y todas las partes del mundo. La carta de comida es bastante más corta y simple, unas cuantas tapas, y un par de platos de pescado y tres o cuatro de carnes.
Cenamos a base de tapas, unas tellinas para empezar y un plato de sepia a la plancha. Las tellinas correctas, y las sepias para mi sorpresa no estaban limpias, tenian la tinta dentro y una además estaba cargada de una cosa marrón.....no estaba mal pero quién mas lo sufrió fué el mantel que quedó algo salpicado de tinta,involuntariamente claro está.
Después seguimos con un mil hojas de foie, estupendo y unas patatas bravas sorprendentes en su presentación y exquisitas en su sabor.
En esta ocasión no tomamos postre, y sí cafés.
Buen servicio de vino, te sirven la primera copa y de vez en cuando te la rellenan, y en general servicio atento y amable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar