Actualización de valoración

Con esta es la cuarta visita que realizo a este buen restaurante y debo matizar algunos puntos indicados en mi anterior valoración, que si bien no son excesivamente determinantes, sí considero oportunos indicar para aquellos que pudieran leer el comentario puedan hacerse una idea más clarificadora sobre el mismo.
Debo matizar que exceptuando la primera visita, el resto siempre hemos estado ubicados en la zona interior de reservado, con una separación entre mesas muy importante lo cual es de agradecer puesto que permite cierta intimidad en las conversaciones.
El servicio de sala mejora sustancialmente; al menos en la zona de reservado. Igualmente las mesas tienen buena presentación y las copas para el vino son idóneas.
Disponen de una muy extensa carta de arroces con raciones bondadosas que merecen la pena probar.
En esta ocasión la reserva fue para 9 personas.
Entrantes: 2 bandejas de calamar plancha, 2 bandejas de jamón iberico y queso curado, 18 unidades de anchoas de bota caseras. Todos los platos muy correctos y buena presentación.
Paella de verduras para 9 comensales que se pidio inicialmente, muy bien elaborada, con excelente sabor y en su punto de cocción.
1 Entrecote de ternera lechal con salsa perigordini y 1 solomillo de ternera con salsa de boletus. Ambos servidos en bandejas con adecuado acompañamiento de verduras y patatas, carnes al punto, sabrosas y tiernas.
De bodega 2 botellas Pago de Carraovejas crianza 2005.
Como postres 2 fuentes variadas de fruta del tiempo troceada y surtidos de tartas (queso, tiramisu, santiago, y chocolate).
Inicialmente y haciendo tiempo de espera 10 refrescos entre cervezas, tónica y coca cola, y finalizando con los cafés, cortado, manzanilla, etc..
Ofrecimiento detalle del local de chupitos.
Mantengo mi valoración anterior respecto a la bodega.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar