Para visitar

Es la primera que vez visito este nuevo restaurante situado en el Parque Tecnológico de Paterna, inaugurado no hace mucho y cuya primera impresión nada más entrar me recordo sobre todo por sus lámparas a un restaurante chino. Nada más lejos de la realidad una vez te ubicas en sus amplias y modernas instalaciones y mucho menos por su tipo de cocina; sin menospreciar la de los restaurantes chinos aunque no sea de mi gusto.
El espacio está aprovechado al máximo con el mayor número de mesas posible, por lo cual la separación entre las mismas no es muy amplio aunque te permite estar de forma comoda.
Dispone de menú diario de primero y segundo plato, postre, agua y café por importe de 12 euros. Por algún compañero tengo conocimiento que el menú está bien elaborado y con platos bondadosos. Igualmente tengo buenas referencias en cuanto a la diversidad de arroces que elaboran, aunque en ambos casos no puedo confirmarlo personalmente al día de hoy, si bien son personas que me merecen cierta credibilidad en materia gastronómica.
Como entrantes bandeja de jamón iberico de bellota y queso curado (20€); tomate de los que denominan valenciano con ventresca (12€), y por recomendación calamar plancha (14€)que resulto bastante grande, muy tierno y sabroso.
Pedimos un arroz del señoret para dos, estando en su punto correcto de cocción, suelto, muy bueno de sabor y raciones especialmente bondadosas puesto que no pudimos terminarlo(28€).
El tercer comensal se pidio milojas de solomillo iberico con salsa de queso (14€), carne muy tierna y de consistente sabor.
Por aquello de conducir, el vino se limito a una botella de 3/8 de Viña Ardanza (20€) y si no recuerdo mal reserva 2000, 2 cervezas y una botella de agua.
Se pidio un zumo de naranja natural, el cual tuvimos que reclamarlo en varias ocasiones y nos llego despues de tomar el café, el cual fue rechazado evidentemente y por supuesto tampoco lo cobraron, pidiendo disculpas por ello y achacandolo a exceso de trabajo en cocina.
La bodega no es especialmente amplia, aunque dispone de diversas D.O.y algunos caldos valencianos, y en cuanto a las copas del vino, tuvimos que llamar la atención al servicio para reclamar las apropiadas puesto que inicialmente hasta que me di cuenta empezaron a servirlo en copa normal de agua.
El servicio amable aunque algo despistado y algo falto de profesionalidad.
Repetiremos para comprobar algunos platos que nos llamaron la atención y especialmente sus arroces.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar