Restaurante Pepe y Estrella: Expectativas cumplidas, más o menos


Se trata de un local que tiene una gran variedad de menús (varios precios y un infantil)y tapas. El acogedor restaurante, gestionado por Pepe, Estrella y su hijo José está ubicado frente al mar, en una villa alicantina y lo forman un comedor en consonancia con la casa (valenciano rústico) y una terraza con un suelo acristalado ubicada sobre la piscina.

Elegimos el restaurante, entre otros motivos por la variedad de menús, ya que íbamos con una niña de 6 años. Como éramos 8 personas, decidimos pedir para picar. La mayor parte la oferta de las tapas se basa en pescado y marisco, por lo que pedimos unos nuggets del menú infantil, que tenían pinta de ser caseros y no me dio tiempo a probar. Toda la comida estaba buenísima, aunque alguno del grupo echó de menos un poquito de sal en alguna ración. Como consejo, todo lo que ponga "a la cazuela" es ración individual, así que pedid varias para compartir. Al final tuvimos que pedir alguna cosa más porque, como he comentado antes, la cazuela no es para compartir (el resto de raciones tenían un buen tamaño); nos aconsejaron bien y nos sirvieron un plato de solomillo preparado como ración para compartir; otra opción a tener en cuenta, pedir platos para compartir.

En cuanto al vino, pedimos el de la casa. Un vino DO Vinos de Alicante, Pinar de Villena, tinto joven. Este es el punto débil de nuestra experiencia, La primera botella estaba caliente, por lo que tuvimos que pedir un enfriador y que pusieran en la nevera la segunda botella que teníamos pensado pedir. La pusieron en el congelador, pero no le dimos tiempo a que se enfriase. Tengo carta de vinos, aunque no la vimos, ya que teníamos decidido pedir el vino de la casa.

En definitiva, buen local, buena comida, buen servicio, buena calidad relación calidad-precio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar