Restaurante Bodega El Mercat en Valencia

Restaurante Bodega El Mercat

Datos de Bodega El Mercat
Precio Medio:
19 €
Valoración Media:
5.3 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
5.4 10
Entorno:
6.4 10
Calidad-precio:
5.6 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: L'Eixample
Dirección: Calle Cura Femenía, 2
Código postal: 46006
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 10,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos

Teléfono


16 Opiniones de Bodega El Mercat

Auténtica taberna clásica, bien decorada y servida, pero algo atestada de mesas.

Yo creo que la dirección no pretende servir platos sofisticados y desea mantener unos precios contenidos, de forma que no vengas a degustar manjares exquisitos.

Como asistí a una cena informal con niños, no tuve ocasión de recorrer la carta con placer.

Volveré.

He estado bastantes veces aqui y he vuelto porque, de entre los de la zona (que me gusta bastante) no hay demasiados sitios buenos a mi gusto.
He visto comentarios de gente de todo tipo: algunos creo que están fundados. Aquellos otros que pretenden exigir excelente calidad a precios ínfimos, creo que deben recapacitar. El sitio no es de tirar cohetes pero el precio es bajo, la verdad.
Cuando este local empezó las croquetas y el jamón estaban bastante pero que bastante bien. Luego, con el tiempo, se fue dejando un poco y bajaron en calidad. Muchas veces pides huevos con patatas y jamón ibérico y te colocan, casi automáticamente, jamón serrano.
El pan....flojo, cierto, del que se pega al paladar porque es pan precocinado.
Lo que peor veo en el sitio son los vinos: casi no tienen. Hay algunas referencias en la carta pero no las tienen y decoran las estanterías con un vino -bastante flojo desde mi humilde punto de vista- que se llama señorío de mestalla. En definitiva, creo que les merecería la pena tener alguna botellita de diversas referencias y tenerla a un precio acorde al servicio y el entorno porque, cierto también, los vinos son caros.

En conclusión, mi consejo es volver, pero hay que pedir ciertos platos y tener cuidado con el vino.
Una cosa que me atrae del sitio es que guarda la barra y alguna toque más del antiguo negocio que había allí: una bodega. Particularmente, me encantan esas bodeguitas.

LOCAL: decoración tipo taberna, mesas con mantel de papel, sillas de madera, ambiente de mueble viejo y cocina a la vista.

SERVICIO: una señora en la cocina y una chica en la sala. Las dos voluntariosas, pero para las cinco mesas que éramos, bastante deficiente. No me gustan los locales que el servicio va mal vestido, me explico, una camarera no puede ir con una camiseta de tirantes tres tallas menos de la necesaria, bajándosela continuamente, enseñando sus carnes y sin un mínimo de cuidado personal.

CENA: Infumable:

Ración de pan.- 1,65 €, servido en una cesta, pan correoso, del que al masticar se te pega al paladar (será facil conseguir buen pan, no lo entiendo).

Huevos con gulas y patatas panaderas.- 11,50 €, patatas secas, muy secas, rancias, de lo peor que he visto. El huevo demasiado hecho, con la clara cocida y las gulas normales.

Tempura de calamar.- 7,50 €, calamar rebozadito soso, pedimos el salero.

Solomillo con verduras.- 21,30 €. Lo pedimos al punto y si podía ser una parte poco hecha. Nos dijo la chica que sí, pero trajeron una suela de zapato quemada, negra por fuera, demasiado hecho por dentro. Las verduras otro tanto de lo mismo. La chica agobiada, me dio hasta pena el decírselo, no se si serán madre e hija.

Postre.- Tarta de chocolate 5,50 €, correcta

Vino.- Maduresa 22,00 €. Copas correctas, servicio inexistente, no lo dan a probar, llenan directamente la copa la primera vez y ya está.

Total de la cuenta 69,45 y con cara de gilipollas y mas cabreado que una mona. No me gusta hacer críticas de esta manera, pero es que se lo han ganado a pulso.

Decidimos ir a probar el menú de mediodía de 12€ en sábado. 3 entrantes, plato y postre.
A destacar las croquetas caseras de cocido, muy muy buenas, hay que probarlas, con buena textura crujiente por el exterior y equilibrio de sabores. Las clóchinas tenían también muy buen sabor.
De plato nos decidimos por el arroz caldoso de marisco que estaba realmente bien, con los sabores y recuerdos de toda la vida.
La carta de vinos está bien, con predominio mediterráneo.
La bodega el Mercat es una excelente opción para trasladarte a la comida casera de siempre con buena calidad.

lo mejor sin duda el local, bien ambientado de bodega antigua que es lo que realmente era, mucho ajetreo y ruido, mantel y servilletas de papel, realmente lo catalogaría como bar de tapas pero a precios de restaurante. pedimos una botella de vino miracle aniversario (13 euros), támbien sirven vino por copas, ensalada de la casa, buena con queso de cabra, frutos secos, algo de foie y poco mas, 6 montaditos variados a 2,80 la unidad, normalitos de tamaño, calidad y diseño, y por último huevos rotos con jamón, sirven una bandeja con un huevo por persona, jamón excaso y patatas en exceso.para terminar dos cortados.

Se trataba de una bodega desde hace muchisimos años hasta hace un par de años, que nos comentaron que abrieron.Esta pegado al mercado de Ruzafa.Por lo que parece han intentado mantener el aspecto rustico y antiguo de la antigua bodega.

Entramos porque desde fuera nos dio la sensacion que disponian de mucha variedad de vinos por copas y de tapeo para cenar en barra. Una vez dentro, la verdad es que disponian de 4 o 5 referencias de vinos por copas, pero ninguna gran cosa. Aun asi, si que tenian bastante variedad de montaditos.

Cenamos en mesa, y respecto a la comida, lo que tomamos estaba aceptable. Pan horneado con tomate nada mas sentarnos. Dos croquetas de jamon y dos croquetas de pollo caseras de buen tamaño. Las de pollo estaban bien, pero las de jamon un poco secas. Sepia a la plancha buenisima!! y compartimos un plato principal que se nos antojó:costillas de cerdo, caramelizadas con miel acompañada de unas patatitas. Eran cuatro costillas de cerdo con una salsita de miel que estaban buenas.

Con cerveza,alguna copa de Matarromera y media tarta de chocolate.Unos 33 euros la pareja.

Local grande en una antigua bodega, fuimos a cenar ,estaba bastante lleno,y cenamos en barra pedimos patatas bravas ,estaban recalentadas,croquetas de jamon con el interior frio, montaditos de queso con membrillo?,montadito de anchoa, de huevo de codorniz, y ensaladilla rusa ,en fin viendo los comentarios anteriores igual no era mi dia,para beber 2 copas de aula merlot 20euros,el servicio por lo menos era atento

Yo creo que esta bodega es una de las mejores opciones que se pueden escoger para cenar de tapeo, el local me encanta, el ambiente es familiar y cercano y el precio es perfecto.
Siempre que he ido ha cubierto mis pretensiones y me han tratado fenomenal ademas de que la comida es buenisima, al margen de que el local es una autentica maravilla, de los que por desgracia en nuestra ciudad ya no quedan por que se los han cargado, en parte gracias a estos señores podemos estar en establacimientos de principios de siglo diecinueve y eso tiene un valor incalculable.

Hola buenas tardes, acabo de comer en la bodega el mercat de ruzafa, mi valoración la verdad es que es buena y quiero destacar el servicio.
Hemos empezado comiendo una ensalada especial, muy correcta, a la vez nos hemos pedido unas picadas de croquetas de pollo y de jamon, las dos caseras, como plato fuerte hemos comido los famosos, huevosd rotos con jamos IMPRESIONANTES! y como esta claro que ya no podiamos más, nos ha sugerido el camarero que tomaramos un helado de violesta que es igual de IMPRESIONANTE! muy bien vamos y el precio perfecto 19 euros por persona, el vino era el de la casa y estaba correcto.
En cuanto al local, bueno pues imaginaros una bodega de 1915 con barra de marmol, bonito.
Os lo recomiendono dejeis de ir.

Decidimos probar el menú de mediodía (7,90€) que consta de primer plato y plato principal a elegir entre 3 opciones, que no incluye ni postre, ni café ni bebida.
El local es antiguo y tiene pinta de bar, con todas las mesas apelotonadas, manteles y servilletas de papel y sillas incomodísimas.
De primero unas verduras a la plancha con queso de cabra que no tenían muy buen aspecto, bastante blandas y no muy atractivas a la vista y una fideua supuestamente melosa, con verduras, más bien vulgar. Sosos ambos platos.
De plato principal albondigas con salsa de setas, con unas patatas hervidas también con mal aspecto (con los bordes negros) y algunas tremendamente duras y mi acompañante un cazón adobado a la andaluza, correctito pero con las mismas patatas.
De postre naranja preparada con canela.
Servicio rapido y amable.
El precio del menú puede resultar atractivo en un principio, pero teniendo en cuenta que no incluye ningún tipo de extra (ni siquiera pan) y que nos crujieron 4,5€ por cuatro rodajas de naranja (sin ser temporada) al final salimos por 13€ por barba, una tomadura de pelo teniendo en cuenta la calidad de lo ofrecido.
Hay opciones por el mismo precio e incluso más baratas, a años luz en cuanto a calidad.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar