Restaurante S'illa des bosc

Datos de S'illa des bosc
Precio Medio:
43 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
4.7 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
6.3 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Baleares
Localidad: Ibiza
Dirección: PLAYA DE CALA CONTA
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de S'illa des bosc

Un restaurante con mantel de tela, buenas copas, buena separación de mesas y buen servicio, ubicado encima de la arena de esta cala y con unas vistas a varias islas, incluida la del bosc que da nombre al local. Hay otros dos locales en la cala pero éste destaca con un plus de elegancia. Lleno a tope y alguna mesa dobló el servicio de medio día. Por la noche debe tener una puesta de sol preciosa.
Techo de chamizo que permite pasar un poco el aire, aún así hay cierto grado de calor en días como éste.

Ua amplia carta de comidas con muchas sugerencias, buena cocina aparte de arroces, pescado del día, varias tartas, frutas y especialidades dulces y un toque creativo en la cocina más que en el emplatado hacen un lugar recomendable. Hasta 20 entrantes diferentes; varias ensaladas y parrillada de verduras; platos para niños. En arroces y calderetas hasta 15 elecciones diferentes. Más de 10 opciones de pescado distintas y 8 platos en la sección de carnes. Mayores opciones que muchos restaurante de ciudad.

En el tema de vinos, aceptable carta para ser lugar de playa, precios altos; por ejemplo hay 7 champagnes (Moet 70€), 8 cavas como Gramona Imperial 31€, 4 tintos de fuera de Rioja y Ribera, como Roda a 55€, Emilio Moro crianza 29€, muchos blancos clasificados en jóvenes y suaves con algún local como Can Rich, afrutados como Gesamí de Gramona, buenos blancos de Rueda, también de Galicia y otros seleccionados como Muga y algún Chablis; también unos cuantos rosados y la opción de sangría de cava muy utilizada en la isla. Servicio de vino: descorche, buena temperatura, dado a catar y primer servicio, luego al recipiente para hielo y autoservicio, salvo algún pase ocasional.

Para beber unas San Miguel (pocas opciones), vermut sin, una caña de presión y pasamos al blanco Terras de Cigarron, un godello sobre lías, interesante. También una botella de agua Font Vella de medio litro se hizo necesaria.

Aperitivo de cuchara (de aperitivo) con pulpo, queso y tomate refrescante y bueno; y unas aceitunas buenas. Con el cubierto y el pan, un pan bueno acompañado de un muy buen al-i-olí, forman un conjunto que te pregunta si deseas incluir (y pagar: 3€)). Un platillo para apoyar el pan hubiera estado bien para no manchar el mantel. Servicio algo lento.

Para los cuatro comensales platos al centro a compartir, todos en buena ración:
. Seis ostras (20 €) de buen tamaño, calidad y sabrosas.
. Frito de pulpo con huevos rotos y patatas: un plato que puede ser un segundo ya que es contundente, sabroso e intenso. Y solo pedimos media ración (10€).
. Rape al pil pil, sobre un carpaccio de manetas de cerdo y tomates (27€). Éste si es un segundo que pedimos para probar. La ración de rape como segundo se queda algo corta y estaba algo correoso, si bien el conjunto del plato es bueno.

Para segundos: 3 elegimos lomo de gallo (30€) con gambas ibicencas (gamba rayada de ¿Denia?, de ¿Ibiza?, o mejor del mar entre ambas) que luego se transformaron en gambón de tamaño XXL. El pescado extraordinario de sabor, buena ración; hicimos hincapié en el tema de que no es lo mismo gambón, por bueno que sea, que gamba ibicenca, pero no obtuvimos respuesta por parte del camarero (quizás debíamos haber ido a la maitre). Acompañan unas verduras cortadas y sofritas con buen resultado.
La otra opción fue un tataki de atún (27.50€) con verduras a la plancha, un poco deslabazadas y salsa de soja. El buen atún merecía mejor compañía de presentación,

En los postres optamos por un surtido de postres que consistieron en 3 raciones de tarta: de queso con arándanos, de café caleta (más recomendable) y chocolate (muy perdonable). Lo mejor la compañía: un sorbete de mojito que eran dos vasitos (y pedimos dos más como extras) sobre un fondo de caramelo. Muy bueno y original.

Sin cafés. Nos ofrecieron unos chupitos al final que no pudimos disfrutar porque el quinto elemento reclamaba su comida con insistentes lloros de hambre. Mientras comía (bebía) en el coche, pudimos pasear por la orilla del mar y ver unas bonitas vistas de las calas y las islas. Merece la pena.

El precio total puede parecer caro (y demasiado alta la puntuación) pero hay que tener en cuenta que dos entrantes eran segundos platos y que en Ibiza en agosto y orilla de playa con mantel de tela, no bajas de esa media. Pondría un 6, pero el entorno merecería casi 10; vaya lo uno con lo otro.

Unas preciosas vistas de las calas rodean a este mas restaurante que chiringuito, ya que esta algo mejor "puesto" que uno de trote playero. Buena carta variada( ensalada de temporada, gambas pato fritas, deliciosos mejillones vapor ), segundos platos variados de pescados y carnes, pero nos decantanms por un buen arroz, variados que son, y nos gusto mucho el de clamares ibicencos, ajetes, esparragos y habas, muy rico y en su punto. Carta de vinos justita, pero para la playa suficiente, Raimat Chardonay(9 eur). Eso si, no estaba frio. Recomendable totalmente.

Visitamos el restaurante amediodia para comer, buena atencion y buena vista en la playa de cala conta. Tomamos fideua, que estaba perfecta (para mi gusto), grano grueso y muy buena coccion. carta de vinos propia de chiringuito de playa, justita y precios algo elevados. Bebimos sangria de cava, muy aceptable. terminamos con sorbete de mojito, tambien muy bien elaborado. Me parecio una buena opcion RCP.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar