Restaurante Taberna La Mora: Con menos comino


Nueva visita con pareja de amigos, total 4, para cenar entre semana. Pocas mesas ocupadas (martes y televisando Champions) que tuvieron la amabilidad de separar un poco para poder sentarnos (¡!); el hecho de estar espalda con espalda te permite estar más aislado. Rapidez y amabilidad del servicio toda, sobre todo por parte de los dueños inconfundibles por su acento argentino.
Todo al centro para compartir y una ración de cada pues son generosas para dos y permiten probar varias cosas de una interesante cocina: chipirones plancha con la carne consistente sin ser dura; puntillas bien fritas no aceitosas, témpura de espárragos bien rebozados y manteniendo la textura del espárrago (ojo que salen quemando), rabo de toro que pedimos con menos comino y gustó más a las féminas, entrecote argentino jugoso pero quizás algo más del punto necesario, pero era para compartir y eso limita.
Postres: una tarta de chocolate con dulce de leche buena y menos dulce de lo que aparenta; un panqueque (crep) de dulce de leche bueno y un helado de mojito quizás menos sabroso que la última vez pero igual de sorprendente.

Para beber dos dobles de barril, 1 de agua mineral grande, botella de blanco Fenomenal, bien, dado a catar, bien de temperatura; y para la carne un par de copas de tintos: Marques de Arienzo y El Renegado muy cumplidas y correctas.
Pan y 1 café, más los chupitos de la casa.

Muy buen sitio de cocina no creativa, con buenas raciones para compartir, y a un precio muy competitivo.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar