Restaurante Las Bravas (Álvarez Gato) en Madrid
  

Restaurante Las Bravas (Álvarez Gato)

6
Datos de Las Bravas (Álvarez Gato)
Precio Medio:
11 €
Valoración Media:
5.9 10
Servicio del vino:
3.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.3 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Centro
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 4,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Las Bravas (Álvarez Gato)

Un bravo por sus bravas!! Un lugar típico en la ruta del tapeo mas castiza, en el callejón del gato, sitio obligatorio para los que recorren el centro de Madrid buscando llenar el estómago, tapas típicas como el pupo, la tortilla (buenísima) o una oreja que también merece una estrella, su especialidad es la salsa brava, y como no, las patatas bravas.

Cuando viajo con mi mujer o con según que amigos, no me puedo meter en estos sitios, así que tengo que aprovechar cuando en ocasiones como esta me puedo escapar yo solo.


Recuerdo Las Bravas desde siempre, tendría yo veintimuypocos años, recién acabada la mili, y recuerdo el rincón de la barra ahora desaparecido, donde con una maestría inigualable preparaban las Tortillas Bravas y el pulpo a la Gallega.


Una pena el vuelco que ha dado este bar con sus sucursales y/o franquicias, pero claro, en estos momentos ya se sabe que lo que prima es la cuenta de resultados.


Tenía muy claro a lo que iba, y la La Carta, no presentaba ninguna novedad destacable.

  • Así que, unas Patatas Bravas. Quizás le faltaban un poco de cocción, ya que alguna estaba un poco “al dente”. No me las pude terminar, demasiada patata incluso para mí.
  • Y por descontado, una Tortilla Brava. Espectacular, una tortilla de patatas en su punto exacto de cocción, o sea poco echa, y regada con la salsa brava picante, tan buena como la recordaba.



  • Para beber una cerveza de Barril de 0,45l.


    La Cuenta ascendió a 9,85€.
    ¿Quién dice que comer en Madrid es caro?



    Se me hace difícil hablar de Madrid sin recordar alguno de estos locales.






    • Tortilla Brava

    • Bravas

    • Menú

    acudimos a este local por referencias, pero vamos al de la Cl.Espoz y Mina.
    desconozco si son franquicia, pero el menú es idéntico, así como el nombre y accesorios.

    local lleno, a reventar, camareros ágiles, servicio rápido y carta básica y bastante clara....

    patatas, en diversas formas y combinaciones, una única salsa (la brava) y poco más....

    las patatas bravas bien, la oreja blandita y nada crujiente, el montadito de calamares seco y pobre (no llevaba ni mayonesa ni nada para acompañar un buen mazo de pan)

    precios ajustados y más o menos recomendable, aunque sin nada excepcional.

    Llevo yendo a las Bravas desde hace 40 años, si hay un sitio que haya sabido mantenerse en el tiempo conservando sus parametros de calidad, saber hacer y buenos precios ha sido éste.
    Respecto a sus raciones, mis favoritas son el pulpo a feira, la oreja a la brava y las tortillitas a la brava, sin olvidar las patatas ni los pinchitos, por no hablar de los calamares ( que parecen donuts) o las croquetas que están de muerte.
    Recomendable para todo aquel que visite Madrid y, además, económico.

    Definitvamente se me calló uno de los mitos de mi infancia. Años y años tomando bravas en este local lleno de ambiente bullicioso, especialmente en navidades. Como bien dice ramico, yo echo en falta su encantadora e interminable barra. Luego dejé de venir durante más de 20 años. Recuperamos este hito con mi chaval, y tras el clásico paseo por la Plaza Mayor para respirar aires navideños, parada en este local para seguir tomando sus clásicos. La última visita este mismo año tras dos de ausencia. Interminable cola en la calle para optar a una de sus incómodas y pequeñas mesas. Servicio este año con jóvenes inmigrantes con problemas de idioma en nuestro caso, voluntarioso pero poco eficiente.

    Esta vez tomamos para los tres:

    - 1 de patatas bravas: Las recuerdo de hace apenas dos años crujientes por fuera y cremosas por dentro. Ni una cosa ni la otra. La salsa brava ya ni siquiera la recuerdo como antaño (me resulta más light). ¿Habrá cambiado mi paladar?
    - 2 tortillas de patata (individuales): Ni de lejos las de unos años atrás. La patata como triturada y carentes de sabor.
    - 2 de orejas bravas: Lo mejor sin duda. Muy bien pasadas por la plancha, sueltecitas y crujientes que no chamuscadas.
    - 1 de alitas bravas de pollo: Siguen haciéndolas bastante bien, con la piel crujiente y la carne jugosa.

    De beber, tres cervezas de medio litro bien tiradas y fresquitas, y dos refrescos.

    No creo que en este local se deba puntuar el servicio del vino aunque alguno comercial hay en la carta.

    Precio total: 46.55€

    Nota: Hoy en día ya tienen varios locales en Madrid. No sé si son franquicia.

    Y así rezaba un cartel que presidía aquella interminable barra. Presumían de tener registrada la receta de la salsa brava con la que cubrían raciones de oreja plancha (no oreja a la plancha, ojo), patatas, toritilla, incluso hubo pulpo

    Ahora tienen sucursales, casi franquicias, han remodelado el local de la calle Álvarez Gato, que tanto sabor tenía, dándole aspecto de un Fast-food.

    Ha desaparecido la kilométrica barra dejando la mitad del local para mesas. Ya no invita a pasar aunque no tuvieses ganas, como antes, que pasabas sin más.

    Sin encanto, pero la ración de oreja sigue siendo bastante digna, en su punto, bien tostadita pero sin chumarrascar.

    La salsa sigue estando como antaño, buena.

    PD: Quien no ha jugado de crio delante de los espejos:))) aún siguen.

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar