GRAN STEAK TARTARE.

Poco que decir leido el comentario anterior. Cena para 4 al reclamo del maravilloso steak que preparan en Sala, impecablemente ejecutado, excelso en su sabor. Decoracion y servicio clasico, y eso que tanto local como cartas han experimentado un notable lavado de cara. De entrantes las vieiras con habas y el bloc de foie (pedimos tambien una ensalada, que nunca llego). Acertado el contraste entre la verdura y el marisco, más que aceptable el foie. Para beber, Valtosca y Enate Merlot Merlot 2003. Al pedirlos, el dueño indica que para su gusto casa mejor con la cena el Jumilla, si bien insistimos en pedir ambos. La sorpresa llega en forma de un Enate decadente, proximo, más que el envejecimiento, a la muerte. No lo suficiente (aun) para rechazar la botella, pero casi. Mal detalle. Servicio del vino justito. El Valtosca excepcional. De postre, Vi del Gel, version Gramona, fantastico.

DO Rias Baixas Francés
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar