Steak Tartare y Crèpes Suzette.

Restaurante clásico, muy clásico, tanto en decoración, como en cocina, como en servicio.

Sala cuadrada con paredes en parte enteladas y en parte forradas de madera, con profusión de cuadros tipo Sorolla con marcos historiados.
Suelo de parquet, mesas y sillas de madera de dudoso gusto.
La separación entre mesas y sus tamaños no son muy generosos, aunque tampoco agobian. Pese a su seriedad, se respira un cálido ambiente.
Vajilla Steelite y cristalería aceptable, nada más que aceptable.

Cocina clásica de mercado. En la carta tienen una sección de Arroces y otra de Sopas/Verduras (en la que curiosamente encontramos una Tortilla de gambas).

• Entrantes:
---Vieiras plancha con Habitas tiernas y Jabugo.
---Anchoas de casa sobre Tomate de Ensalada.
• Principal:
---Steak tartare: de los mejores, sino el mejor, que he probado nunca.
• Postre:
--- Crèpes Suzette: espectaculares.

Así como la decoración no me gustó absolutamente nada, no puedo decir lo mismo de la cocina, que pese a mis iniciales reservas, me complació sobremanera. Todo estaba francamente bueno, muy clásico, pero buenas materias primas y buena mano.
Tanto el Steak tartare como las Crèpes Suzette, son preparados en tu presencia, en carritos ad hoc, con suma habilidad y elegancia.

También me sorprendió la carta de vinos, la esperaba más clásica y limitada de lo que realmente es, una notable carta de vinos, de la que elegimos un Flor Primavera 04, soberbio.

El servicio, también clásico incluso en su indumentaria, es excelente.

Desde luego, repetiré. Me olvidaré de la decoración (que habrá a quien le guste, no lo dudo) y volveré directito a por su Steak Tartare y sus Crèpes Suzette.

Recomendado por 3 usuarios
  1. #1

    D´Artagnan

    Completamente conforme. Yo he machacado mucho el Gastronomo y coincido plenamente contigo. El unico fallo la decoracion y algunos entrantes que no convencen. Un clasicazo con el steak tartare más memorable que he probado nunca.

  2. #2

    herbu

    A mí, que prefiero las decoraciones minimalistas para los restaurantes, tan en boga hoy en día, sin embargo esta sala no me desagrada, al contrario. Pero entiendo vuestro gusto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar