Restaurante Sant Pau (CERRADO): Sleeping


Voy a montarla desde el principio. Sant Pau no merece, a mi entender, las tres estrellas. De lo visitado en tal segmento "supernivel topchef" este 2013, Sant Pau no se las merece. Y no porque su comida no sea estelar, que lo es, o porque la calidad no sea superior, que también. No se las merece porque no emociona. Y no puede ser que no emocione un menu con el que te dejas entre 150 y 200€ por barba, dependiendo de la bodega. Y la emoción es necesaria en un tres estrellas...
Y tampoco se las merece porque (y aqui descubro algo que me molestó profundamente), en una calurosa noche de Julio, habiendo llegado los primeros (con reserva de mi esposa long time ago...), y habiendo ocupado una mesa cercana a la ventana (hay tres que son las mas buscadas), fuimos "educadamente" acelerados tras el ultimo pase de postres, para ir a tomar los petit fours y cafes a la terraza, donde hacia bastante calor, y...nuestra mesa fue ocupada por una pareja de habla inglesa, en la que el hombre había montado un auténtico escándalo porque al llegar, según él, no le habían conservado su petición de reserva de una mesa "al lado de la ventana". La influencia fue sutil, los pases se fueron acelerando a medida que llegábamos al final, sin que nos diésemos cuenta...hasta que una vez ya en la terraza, vimos como inmediatamente nuestra mesa habia quedado ocupada por el "señor del escándalo" (al cual también recomendaría que dejase de tocar las narices cuando vaya a restaurantes de este caché -y de otros también-, con sus gritos e impertinencias), cayendo entonces en la cuenta de porque habiamos notado el sutil acelerón... Un tres estrellas (y tampoco un dos, un una o cualquier otro local) no debe nunca cometer este tipo de "sutiles influencias", aunque el que grite sea Robert Parker o incluso Rafael Garcia Santos...o la madre que los parió.
Por lo demás, la degustación transcurre entre los pases que explica Pablo Iñigo en una valoración previa, destacando que ninguno de los platos consigue sacarte de esa sensación de deja-vu que te va entrando a medida que pasa la cena. Algunas copas de diferentes blancos sin mayor valor tampoco. Sin duda el tres estrellas menos tres estrellas en el que he estado nunca, muy a mi pesar, Carme.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Jeronimo

    Por lo visto últimamente hay quórum.

  2. #2

    Querubin

    en respuesta a Jeronimo
    Ver mensaje de Jeronimo

    Si...y es una pena, porque por entusiasmo y dedicación, no debe ser, pero en el máximo nivel, es necesario dejar un plus. Estamos de acuerdo.

  3. #3

    Ezequiel1978

    Mi visita fue por esas fechas. No quedé con hambre pero si que el menú era flojo, concretamente la sopita con lechuga. Nosotros que optamos por el maridaje, comentábamos que el menú se salvaba por la selección del sumiller que fue el más agradable en todo momento. Resumiendo, a pesar del buen rato que pasamos, no salimos emocionados.

  4. #4

    Querubin

    en respuesta a Ezequiel1978
    Ver mensaje de Ezequiel1978

    A veces pienso que las críticas son frias, en tanto no puedes más que escribir (con mejor o peor suerte) y no expresarte verbalmente o gestualmente. Es dificil expresar emociones. Por eso también, pongo más cuidado en lo que escribo, y, ciertamente, en este caso me sabe mal, porque la saga Ruscalleda no está pasando por buenos momentos (y nunca mejor dicho), teniendo en cuenta la situación acaecida hace unos meses en el Moments y en general una serie de opiniones flojitas respecto al buque insignia en diversos foros de forma mas o menos generalizada...
    Todos nos imaginamos lo que puede pasar cualquier dia de estos de seguir por estos derroteros. Desafortunadamente, y por mas que pese, el dia que pierdes la tercera, ya no "estás". Ya no formas parte del "olimpo" a donde se acercan gourmets de medio mundo...por eso, creo que vale más la pena un buen aviso, alto y claro, que no vernos en breve con que nos quedamos solo con los Roca como triestrellados catalanes (aunque en este caso, vaya unos triestrellados!!).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar