Restaurante Restaurant Cap de Creus: El restaurante del fin del mundo


El sábado al mediodia, tras habernos dado un buen paseo por el Parque Natural del Cap de Creus (Costa Brava-Girona), una verdadera maravilla de la naturaleza, fuimos a comer al Restaurant Cap de Creus, donde habíamos reservado telefónicamente para las 13h la noche anterior (imprescindible si no se quiere esperar algunas horas ...)

El restaurante, que ocupa un antiguo cuartelillo de carabineros, justo detrás del Faro del Cap de Creus, a unos 90 m sobre el nivel del mar,  es el único existente, si no me equivoco, entre Cadaqués y Port de la Selva.  Está rodeado de naturaleza por todas partes, mar y montaña, acantilados y pequeñas calas paradisíacas de aguas transparentes. El único punto negativo de su situación seria que se encuentra en el epicentro de la tramontana que por esos lares sopla considerablemente, aunque el día de nuestra visita no hubo apenas viento.

El chef y propietario es el británico Chris Little, instalado desde hace casi 30 años en ese paraje. Ofrece una cocina catalana de mercado, tapas diversas, arroz a la cazuela de mariscos, pescados salvajes frescos del día, carnes  de La Garrotxa, cocina hindú (currys y samusas) y vegetariana. También disponen de buenos whiskys escoceses. El restaurante es una taberna rústica, con dos o tres salas diferentes, mesas de madera  en su mayoría rectangulares,  sin manteles, servilletas de papel, cubiertos y vajilla de batalla. Estuvimos en una mesa junto a una ventana enfrente de la barra, muy animada. El servicio de sala es amable y simpático, pero no hay que tener prisa, el personal es algo despistadillo. El servicio del vino lo desconozco, porque no tomamos. En el exterior hay varias terrazas con vistas directas a los acantilados y una justo detrás del edificio que parece que está bien resguardada del viento, cuando la tramontana sale a escena. Personalmente, pienso que es mejor comer en el interior y ya sea antes o después tomar un vermouth o un café en la terraza.

Mientras observábamos la carta nos trajeron unas buenas olivas para picar.

Como por la noche teníamos prevista una buena cena, decidimos no pasarnos y compartimos lo siguiente :

Anxoves de “Cap de Creus” amb pa de coca amb tomata Anchoas del Cap de Creus con pan de coca con tomate. Buenas anchoas, no muy grandes, pero bien gustosas y buen pan.

Llenguado a la planxa amb arròs blanc Lenguado a la plancha con arroz blanco. Antes de escoger el pescado, nos presentaron en una gran bandeja, el pescado fresco de que disponían ese día (seis piezas salvajes, una de la cuales era el lenguado que escogimos y una pieza de piscifactoría).  Su peso era de 1,800 Kg. Perfectamente cocinada y de una calidad sobresaliente. El arroz blanco de tipo basmati también estuvo en su punto. No dejamos ni rastro del plato.

Para beber tomamos dos cañas San Miguel. Pedimos otra mas, pero como no llegaba, al final la anulamos.

Para finalizar con la parte solida compartimos un postre casero :

Gelat de formatge fresc amb figues. Helado de queso fresco con higos. Riquísimo

Finalizamos con dos buenos cafés y un chupito largo con un pequeño cubito de hielo de Isle of Jura, un whisky de malta escocés que no conocía y que me gustó.

La cuenta ascendió a 31,80 €/persona. Muy buena RCP. Buen producto y bien cocinado en un entorno exterior de ensueño. Nos hubiese gustado probar algún curry y samusas, pero ese día no las hacían. El restaurante estuvo lleno hasta los topes durante nuestra estancia. Cuando nos marchamos había colas, es por eso que si se quiere ir pienso que es imprescindible reservar. Imagino que en pleno verano debe ser bastante complicado encontrar una plaza tanto de parking como en el restaurante. En temporada baja abren de 10h a 20h de lunes a jueves y de viernes a domingo de 10h a 23h. En temporada alta abren de 10h a 23h de lunes a jueves y de 9h30 a 24h de viernes a domingo. Recomendable sabiendo a donde se va.   Volveremos cuando estemos por la zona.

  1. #1

    Antoni_Alicante

    Visité el faro hace unos años, no así el restaurante. Me impresionó la fuerza del viento: increíblemente intensas las ráfagas. Estamos en agosto, pero te garantizo que no pasamos calor. Un entorno precioso. Me has ayudado a recordarlo.

  2. #2

    Gastiola

    Las antxoas ricas estarían pero vistosas......... Menudo maridaje más "raro" en esta ocasión.... cañas San Miguel???? Seguimos con interés los futuros comentarios. Un saludote

  3. #3

    Joan Thomas

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Es un paisaje mágico. Uno de esos sitios que te impresionan cada vez que lo visitas. Me alegro de habértelo hecho recordar. Espero volver mas pronto que la ultima vez que lo hice en el 2012... Si esta vez no hubo viento, no fue el caso en el 2012, donde las ráfagas de la tramontana te impedían prácticamente poder hacer una foto de pie tu solo, había que hacerla a dos :-)
    Un abrazo

  4. #4

    Joan Thomas

    en respuesta a Gastiola
    Ver mensaje de Gastiola

    Pues si estaban ricas, pero descalibradas ;-) Hicimos un maridaje "cañoso" porque por la noche sabíamos que iba a caer una buena botella de vino y no queríamos sobrepasarnos, jejeje.
    Abrazotes

  5. #5

    Abreunvinito

    Lo que demuestra que ya puede estar dificil de acceso (como estuvo El Bullí), que si el sitio o/y la cocina lo merece, ahí vamos.
    Saludos

  6. #7

    Socdesitges

    Pues el título de tu comentario me hace recordar el título de una película que se rodó en estos parajes allá por el año 71 o 72. El faro del fin del mundo, coincidió en el tiempo en que estaba haciendo la mili en la cercana base aérea de El Paní y Cadaqués lo frecuentaba muy a menudo y cenábamos en Casa Anita que todavía existe y en un par de ocasiones conincidimos con el actor Yul Brinner y demás actores y personal del rodaje.
    Un mágico y fantástico lugar para pasear si el tiempo acompaña.
    Por cierto, un buen malta el Isla de Jura.
    Un abrazo

  7. #8

    JoseRuiz

    Creo que lo visité hace unos años, pero no estoy seguro.

    El precio es competitivo.

  8. #9

    Joan Thomas

    en respuesta a Socdesitges
    Ver mensaje de Socdesitges

    Mira que el mundo es pequeño, sabes que durante ciertos años, de finales de los 80 en adelante, ibamos bastante frecuentemente a Cadaques y uno de los restaurantes que frecuentaba era Casa Anita... sus sardinas y otros pescados a la brasa eran famosos en Cadaqués. Tendré que volver un dia a ver como ha evolucionado. Toda esa zona es una maravilla. Me gustó ese whisky... cuando lo vea lo volveré a pedir :-)
    Un abrazo

  9. #10

    Joan Thomas

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    Es el único que hay junto al faro. Los precios son efectivamente interesantes, con un ambiente totalmente desenfadado (senderistas, paseantes,turistas...)

  10. #11

    Socdesitges

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Yo hace unos 4 o 5 años que estuve comiendo allí y estaba todo igual y con la misma filosofía, la única diferencia el precio.....
    Un abrazo

  11. #12

    Joan Thomas

    en respuesta a Socdesitges
    Ver mensaje de Socdesitges

    Yo estuve hace unos años en Can Rafa, que está en la Plaça del Passeig y creo que es de la misma familia, que pienso que tienen algo que ver con el celler Martin-Faixó, donde también comimos bien, pero no tiene nada que ver con el ambiente de Casa Anita...
    Un abrazo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar