Rozando la perfección

Le decía a Álvaro que necesito la dosis periódica de MIna. Ayer la tuve y fue una dosis magnífica. Mina ha alcanzado ese rango de gran restaurante que une personalidad, perfección técnica e intensidad. Su cocina se reconoce. Es una cocina intensa , creativa o de vanguardia , según se mire. Es una cocina de fuerza y delicadeza  a la vez, de largas cocciones y reducciones. Además, se tocan todos los palos y se mantienen creaciones míticas , como  la cebolla de Zalla, ahora cremosa, con contraste caviar. No deja de sorprenderme , a pesar de tantas visitas previas. Ofrecen una mega Gillardeau con esencia de cigalas con la que te sumerges en el mar y en la cazuela. Impresionante bogavante mantequilloso y la nueva berenjena confitada al té rojo. Otra versión del conejo , los postres, tres...deslumbrado , una vez más. Por si fuera pco el restaurante se complementa con un excelente servicio de mesa y con una atención al vino que combina la elegancia, la interacción y la sabiduría. Enhorabuena al sumiller, ojalá permanezca muchos años en MIna. Y una vez más , enhorabuena a Álvaro, tu cocina nos sigue impresionando ,mientras nos permite disfrutar

Recomendado por 2 usuarios

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar