Restaurante El convent: La mejor opción en el Matarraña


Descubrí este restaurante en una visita a la comarca del río Matarraña. Y lo descubrí con gran asombro y admiración porque destaca con nota en el entorno. En Teruel se puede comer bien, pero hay, como en muchas zonas rurales de este país, una fuerte tendencia reaccionaria a lo "tradicional". "El Convent" huye de esa tendencia.
El servicio es de muy alta calidad; la cuvertería y mantelería, sencilla y adaptada. Ofrecen un servicio de panes propios declinados en variaciones con productos autóctonos: pan de aceite, pan de olivas...
La preparación de los platos es buena y eficaz: no prevalece la estética sobre lo "alimentario"; los platos son poco decorados pero muy bien cocinados. Hay un trabajo sobre la gastronomía tradicional, pero con un giro hacia su actualización.
Si he de resaltar algo negativo son sus cartas. La carta es corta y siempre hay notables platos que no están disponibles. La carta de vinos, pese a ser algo más amplia que la de restauración, acusa blancos y ausencias.
Sin embargo, la recomendación de vinos de la casa es excelente: caldos de la bodega de Cretas: Venta de Auber. Fantástico su blanco Viognier!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar