Restaurante L'Albereda en Valencia
  

Restaurante L'Albereda

7
Datos de L'Albereda
Precio Medio:
23 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
4.8 10
Comida:
5.9 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
6.6 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: El Pla del Real
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Vegetariana, Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 19,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo Noche y Lunes

Teléfono


7 Opiniones de L'Albereda

Tiene una extensa y pretenciosa carta con un menú que por casi 20 euros te resuelve una ingesta alimenticia.

Tiene suficiente personal y bien dispuesto para atender el abigarrado espacio.

He probado el salmorejo, una ensalada variopinta, cocochas y rabo de toro, para terminar con dulces; no es nada extraordinario y la calidad es industrial, no obstante en resumen es correcto y se puede volver, sin grandes aspiraciones.

Igual que Alameda 5, quizás éste con mejor calidad,pero igual de válido en cuanto a situación y la posibilidad de comer/cenar al aire libre y para quien tenga niños esto es muy a tener en cuenta!. Dentro claro está la cosa cambia algo... demasiados olores por ejemplo.

Cenamos el grupo de amigos en la terraza con una temperatura excelente y buen ambiente
Pedimos tapas para compartir
Patatas albereda muy ricas pero un poco pesadas para epoca estival
Croquetas buenas
Lacon muy bueno
Rabas correctas
Luego carnes trinchadas para compartir Secreto iberico y Entrecot de ternera
Tienen una carta de vinos correcta y las copas normalitas
En resumen destacar la terraza y la comida tapas correctas con buena rcp

Si buscas un restaurante de lujo no vayas,pero si lo que quieres es una taberna para cenar de picoteo con buena calidad,muchísima variedad y bien situado el sitio es genial.

Nosotros solemos pedir un par de montaditos,alguna ensalada,algo más de picoteo y alguna
carne trinchada para el centro.
En el vino flojean bastante.

Cenamos cuatro personas un sábado por la noche previa reserva (imprescindible).
Como a mi amigo y a mí nos tocó esperar unos minutos a las otras dos personas nos sentamos en la barra y pedimos un par de cañas. ¡Qué bien tiradas! ¡Hacía tiempo que no me tocaba una caña tan buena! Ya en el comedor pedimos varios montaditos y alguna tapa. Recuerdo especialmente recomendable el de chistorra con huevo de codorniz. También estaba bueno el de ibérico y cebolla. Las patatas Albereda están buenas, pero tampoco son nada del otro mundo. Las croquetas caseras, prescindibles. Postres correctos. Como continuamos tomando cerveza no puedo opinar sobre el servicio del vino, pero para ser un bar de tapas la carta es bastante completa; con vinos de Valencia, Rioja, Ribera...
Para una cena informal vale la pena. Además, su situación es perfecta.

Local de forma alargada, con las mesas muy juntas y optimizadas que resulta excesivamente ruidoso.

La carta se centra básicamente en las tapas de elaboraciones sencillas, pero realizadas con materia prima de calidad, ensaladas, algunas carnes: secreto ibérico, entrecot de buey trinchado, solomillo, etc., incluso algunas elaboraciones de cuchara, por tanto fundamentalmente enfocada al concepto de comida “para compartir”. Postres discretos (distintos tipos de tartas). La vajilla y cubertería sencillas, funcionales, nada destacables. El servicio es atento y dispuesto aunque no del todo profesional. Agobia un pelín el sistema de los dos turnos a la hora de la cena: el primero a las 21:30 y el segundo a las 23:00 horas.

La carta de vinos, organizada por DO’s, o indicaciones geográficas, con algunas buenas referencias pero plagada de vinos comerciales (Riojas más comerciales). Los vinos se conservan en armarios climatizadores. La cristalería, de buena forma pero de grosor inadecuado. El servicio del vino es a temperatura adecuada, pero sin el más mínimo formalismo.

Nuestra experiencia: croquetas de jamón ibérico, coca de foie fresco a la plancha, revuelto de morcilla de burgos con patatas, tres montaditos variados: brie con sobrasada y jamón ibérico con huevo de codorniz y un entrecot de buey trinchado, todo regado con tres cervezas al principio y un Venta del Puerto Nº 12. Tres tartas variadas y dos cafés. Todo ello por 93.35 euros los tres.

Recomendable.

Taberna bien concebida en pleno Paseo de la Alameda, sin pretensiones más allá de lo que es una taberna.
Para cenar "de picoteo", genial. Todas las tapas están buenas. También tienen algún plato de cuchara bien hecho y aceptables carnes.
Muy buen ambiente, buen rollo en la sala, la gente está a gusto, lo pasa bien. A esto contribuye esencialmente el servicio, simpatiquísimo y profesional.
Mejorable el tema de vinos.
RCP: bien

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar