Restaurante Barraca Toni Montoliu

Datos de Barraca Toni Montoliu
Precio Medio:
31 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
3.0 10
Comida:
6.5 10
Entorno:
8.1 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Meliana
Dirección: Camí del mar s/n
Código postal: 46133
Tipo de cocina: Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de Barraca Toni Montoliu

Es fácil lo conozca ya al menos 20 años, y este inquieto Montoliu sigue con la misma ilusión de entonces.

No se complica la vida, con un menú sin apenas variaciones, pero efectivo.

Tiene una excelente carta de cervezas artesanales regionales.

Aunque estancado en la cocina (cada uno tiene su estilo), vuelvo varias veces al año, y sus instalaciones siguen mejorando ostensiblemente.

Muy bien Toni.

Este ex-fraile, afable y muy comunicativo, que disfruta enormemente de su actividad en la hostelería y que ejerce de valenciano con orgullo y pasión.

Lo conozco desde hace 12 años, y ha ido mejorando sus modestas instalaciones.

Situado en una antigua barraca ampliada en el "jardí d'Europa" como a él le gusta denominar a la huerta de la zona norte de Valencia.

Voy regularmente, siempre por dos razones; cuando atiendes a algún foráneao y quieres mostrarle uno de los restaurantes auténticos valencianos de la huerta y cuando vas con niños, porque resulta ideal por los paseos en su tartana, los burros, la cuadra con los caballos, las gallinas, etc.

La cocina son "menjars valencianos", así que es un menú cerrado con unos cacaos, altramuces, mojama, esgarrat, bravas, etc. y por supuesto su plato estrella; la auténtica paella valenciana.

Para casi todos los valencianos la paella tiene muchos matices. En mi valoración personal, creo que las de Montolíu se deslizan entre un 5 a un 8, nota según mi experiencia y opinión, resultado muy destacable.

Tiene su web : http://barracatonimontoliu.com/index.htm

Honestidad.

Ubicado en la pedania de Meliana, se trata este de un sitio muy singular, donde ademas de la tipica comida valenciana que se desgusta, el cliente dispone de una zona exterior donde los niños pueden pasar un rato muy divertido, con la ayuda de los burros, los gallos, las cabras, los patos e incluso con un paseo en la calesa del Sr. Montoliu. En cuanto al restaurante en si, no esta nada mal si sabes a lo que vas. Es decir un sitio muy valenciano, un poco de batalla, pero con una calidad en la materia prima utilizada mas que aceptable. El menu a mediodia es unico y consiste en una serie de entrantes (patatas bravas, esgarraet, alcahofas al horno, all i pebre y ensalada) y a continuacion un plato de paella bastante bueno. De postre calabaza asada o naranja preparada, cafes, tortas y mistela.
Servicio del vino inexistente y precio muy razonable (24€ mayores y 10€ los niños sin bebida). Raciones abundantes
Excelente opcion para un domingo de quedada con amigos y niños

En mitad de la huerta de Meliana está este sitio un tanto singular, una barraca con varios anexos que en función de la demanda se han ido añadiendo. Es ideal para ir con niños ya que cuenta con diversos animales que hacen las delicias de estos, burros en los que se pueden subir, gallinas y GALLO suelto, patos, incluso un caballo bailarín. Posibilidad de paseo en calesa por toda la huerta, ¿qué os dicho, es singular o no?. Pero también es ideal para disfrutar de una típica cocina valenciana sin pretensiones aunque bien realizada. Numerosos entrantes antes de llegar a la paella valenciana, muy buena por cierto, si es que eliges la opción de la comida. En esta ocasión fuimos a cenar, con niños claro, todo entrantes a base de pan tostado con tomate, esgarraet, patatas con all i oli casero, calamares con habitas, all i pebre de anguila... y para finalizar conejo con tomate y caracoles. Pedimos un Icono syrah 2007 (solo había dos para elegir) y aunque la respuesta ya la imaginaba, pregunté si tenían otras copas al ver las que había, sospechas confirmadas, evidentemente no hay sitio para el vino. De postre macedonia de frutas y tortas secas, bizcohos de almendra, cocas... acompañadas de la típica mistela. Servicio atento, dispuesto a agradar, con las apariciones esporádicas y despedida de Toni Montoliu vestido de valenciano, personaje igualmente singular que merece comentario aparte, vaya como adelanto que fué fraile antes que cocinero.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar