Restaurante A Perla

2
Datos de A Perla
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:

Tipo de cocina: Tradicional, Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



2 Opiniones de A Perla

Difícil es encontrarte con sitios así si no vas guiado por alguien de la zona. No suelen estar en ninguna guía, por lo que quedan para uso y disfrute de los asiduos clientes que los frecuentan.

Finalmente nos llevaron a él, con el riesgo que tiene que te hablen tanto de uno de sus platos estrella: los chipirones de la ría. Parece ser que solo se degustan en agosto que es cuando están en su máximo apogeo.

Pues allí fuimos y antes de probarlos inauguramos la cena con unas zamburiñas plancha, sabrosas pero para mi gusto el limón predominaba, además siempre he considerado que están mejor al horno con su relleno habitual. A continuación proseguimos con unos chinchos fritos(jureles pequeños) realmente deliciosos.

Finalmente los anhelados chipirones, guisados con algo de cebolla y en su propia tinta y acompañados con alguna patata cocida. Fueron la vedette de la velada. Cuando la materia prima es excepcional y las horas de vuelo en los fogones demuestran cómo trabajarla, es cuando se toca el cielo con las manos como así fue.

Gran sitio, y me refiero a su cocina sin demasiadas estridencias y con un nº reducido de platos. Como en este caso íbamos perfectamente escoltados por gente de allí, parece ser que estos chipirones se pescaron la noche anterior y por encargo. Auténtico lujo asiático.

El comedor es pequeño (difícilmente 20 comensales), recomendable llamar antes y si estás en agosto, encargar los susodichos chipirones!

En la Praziña do Conde, en el centro de la bella localidad coruñesa de Sada, está este pequeño local, de ambientación agradable, y que en principio parecería una vinoteca. Cierto es que puedes tomarte un buen vino en la barra que hay. Pero aquí hay que venir a comer las almejas. Grandes, gallegas y a la plancha con un ligero aroma de limón y ajo. En su punto, carnosas y recién abiertas. Deliciosas. Para acompañar siempre tienen pescado pequeñito, ¡como el local!, que también está delicioso: parrochitas, xureliños, panchos,...Cualquiera de ellos muy buenos, servidos en raciones generosas. Y lo que para mí es el plato estrella, curiosamente, son las chuletillas de cordero castellano con patatas fritas de Coristano (las mejores gallegas!)Nunca hubiera pensado que podría comer una chuletillas realmente buenas por estas tierras. Recomendado sin duda. Hemos ido en varias ocasiones y no ha fallado nunca. El vino aunque no tiene un larga lista sí que te permite elegir entre distintas denominaciones, algo poco usual por estas tierras tan acostumbradas a los clásicos Riojas y Riberas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar