Restaurante Apolo: Correcto restaurante en el paseo marítimo


Segundo día de estancia en Málaga. Pasamos parte de la mañana en la Malagueta, la playa de la ciudad, y tras probar sin éxito en un par de chiringuitos sobre el mismo paseo marítimo, nos decidimos por acercarnos a uno de segunda línea. El local presenta un buen estado de ocupación también, pero, aún así, nos dan mesa inmediatamente. Clientela habitual de la zona, por lo que se intuye, servicio amable y eficaz, tónica habitual en los locales visitados durante las vacaciones.

La carta es la que encontraremos en la mayoría de los locales de costa en nuestro viaje: ensaladas, entrantes fríos, raciones fundamentalmente de pescado y principales de carne y pescado. Compartimos unas raciones al centro:

- Ensaladilla rusa: correcta, sin grandes alardes, pero rica

- Zamburiñas: Buen punto (plancha) y majado de ajo y perejil usado en su justa medida.

- Mejillones al vapor: Se sirven con una sola de sus conchas. Pasados de cocción y algo resecos. Intuyo que se cocinan, se descaparazonan (una de sus partes) y se calientan en micro u horno para el servicio.

- Adobo: Rico. Me encanta y solo puedo tomarlo cuando bajo a Andalucía. Hacía ya un par de años desde mi última visita. Un agradable reencuentro.

- Sardinas a la plancha: Teníamos ganas de espeto, pero, al no haberlo aquí, nos decantamos por probar las cocinadas a la plancha. Ricas

Tomamos además unos helados (indstriales), cervezas, una botella de gran feudo rosado y cafés para finalizar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar