Restaurante Le Roi d'Espagne en Bruselas

Restaurante Le Roi d'Espagne

Datos de Le Roi d'Espagne
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
4.5 10
Servicio del vino:
1.0 10
Comida:
3.5 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
3.0 10
Fotos:
 
País: Bélgica
Localidad: Bruselas
Dirección: Grand Place 1
Código postal: 01000
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Nunca

Teléfono


2 Opiniones de Le Roi d'Espagne

Efectivamente como dice Javier, no es un restaurante para ir a cenar o comer bién, quizá si llega a tapear, pero donde realmente es fabuloso es para sentarte con un grupo de gente a charlar y a beber cerveza, incluso tienen una medida que es un metro de cerveza, que es un vaso de un metro de alto con capacidad para 3 litros, por el que cobran 34.90 euros, las vistas formidables, siempre te ponen unos platitos de cacahuetes con cada pedido que vas haciendo para picar, el servicio muy amable y simpatico, aunque a veces tienes que buscarlos muy bién porque parece que se esconden, para despues de comer tomar una copa, y para despues de cenar empezar la fiesta, magnífico lugar.

  • vista 3

    vista 3

  • vista 2

    vista 2

  • vista desde ventana

    vista desde ventana

  • mesas en planta alta

    mesas en planta alta

  • la chimenea central 2

    la chimenea central 2

  • la chimenea central1

    la chimenea central1

  • la entrada lateral

    la entrada lateral

Restaurante-Cerveceria cuyas principales virtudes son ,su situacion privilegiada en la mismisima Grand Place y , el haber sido en el pasado , sede de la agrupacion de Panaderos de esta ciudad en el epoca de los siglos XVI-XVII, conservando en la actualidad esa misma estructura.

Se trata de un local en diferentes alturas, con sillas y mesas de maderas en torno a una gran chimenea , siendo las mejores las que estan pegadas a la Grand Place, ya que ofrecen una vista magnifica sobre la misma.
De comida , apesar de que se anuncian como cocina belñga, la cruda realidad es que es una cocina sin personalidad de ningun tipo (ni tan siquiera se podria hablar de cocina internacional). De primeros , sandwiches mas o menos grandes e imaginativos (mas bien menos que mas), Pastas pasadas de puntos de coccion eso si, con cantidades muy generosas), diferentes tipos de ensaladas y nada mas.
De segundos dos o tres carnes guisadas y el dia que estuvimos , de pescado solo ofrecian salmon coccinado al horno. En general, pobre materia prima, comida insipida , mas propia de unlugar para dar de comer a mucha gente sin pararse en otras cosas que de un restaurante.
De postres , lo mejor es (si te gusta el choclate) , comprar en cualquier de las multiples chocolaterias que circundan el lugar un buen postre y tomarlo en la calle.
Servicio en sala amable, atento , pero bastante lento.
Servicio del vino ni esta ni se le espera.Agua mineral ( como siempre en Belgica) carisima. Aceptable carta de cervezas , por lo menos para un neofito en cervezas belgas como yo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar