Para tomar cervezas.

Efectivamente como dice Javier, no es un restaurante para ir a cenar o comer bién, quizá si llega a tapear, pero donde realmente es fabuloso es para sentarte con un grupo de gente a charlar y a beber cerveza, incluso tienen una medida que es un metro de cerveza, que es un vaso de un metro de alto con capacidad para 3 litros, por el que cobran 34.90 euros, las vistas formidables, siempre te ponen unos platitos de cacahuetes con cada pedido que vas haciendo para picar, el servicio muy amable y simpatico, aunque a veces tienes que buscarlos muy bién porque parece que se esconden, para despues de comer tomar una copa, y para despues de cenar empezar la fiesta, magnífico lugar.

  • vista 3

    vista 3

  • vista 2

    vista 2

  • vista desde ventana

    vista desde ventana

  • mesas en planta alta

    mesas en planta alta

  • la chimenea central 2

    la chimenea central 2

  • la chimenea central1

    la chimenea central1

  • la entrada lateral

    la entrada lateral

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar