Restaurante Hospedería de Bracamonte: Sitio donde comer comida castellana y con encanto


Dentro de que en Ávila se come bien en muchos sitios, este es mi preferido al que casi siempre que voy o paso por allí acabo yendo.
Es un edificio de piedra antiguo a 5 minutos andando de la Catedral. Tiene también una parte de Hospedería (como indica su nombre) que no puedo valorar porque no he dormido en ella.
El restaurante tiene el encanto de un caserón medieval por sus paredes de piedra gruesa, sus chimeneas (en invierno funcionando) y sus vigas vistas. Además, la decoración le da un toque de calidez que te da la sensación de estar en la casa de tu abuela (rica) de un pueblo. Tanto vajilla como cubertería y cristalería es correcta y acorde con el sitio.
Y para comer, indispensable probar los hojaldres rellenos de morcilla con manzana (la ración no es especialmente generosa, con lo que si os gusta la morcilla pedid más cantidad) y por supuesto el cordero asado (también tienen cochinillo). Decir que no es cordero lechal, es recental, pero que está exquisito y tierno. También se tiene judías de barco, sopa castellana, ensalada de pimientos asados con ventresca, etc. Todo muy tradicional y rico.
Carta de vinos correcta sin grandes alardes y con precio comedido.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar