Restaurante Fortaleza do Guincho

Datos de Fortaleza do Guincho
Precio Medio:
78 €
Valoración Media:
8.8 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
9.0 10
Entorno:
10.0 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
0
 
País: Portugal
Localidad: Cascais
Dirección: Estrada do Guincho s/n
Código postal: 2750642
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 70,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Fortaleza do Guincho

Nos invitaron este restaurante de playa y lleno de encanto. Menu muy portugues de calidad y muy buen pescado y marisco. Muy buen servicio y una carta de vinos fantástica. Un poco caro pero se lo merece.

Me quedó tan buen recuerdo de este restaurante, que cuantas veces vuelva por Cascais no dejaré de repetir en este magnífico local de altísima restauración.
Esta vez la sala si que estaba animada, con mayor servicio de sala, siempre perfecto, tratando de agradar volcándose en atenciones sin ponerse empalagosos.
La carta sigue siendo descaradamente afrancesada, incluso no parece dedicar especial interés por los frutos que esta tierra y este mar le ofrece.

Cestita de panes variados y a cual mejor; sigo eligiendo el de cerveza.

Menú degustación para una persona (85€ que incluye pan y servicio):

- Vichyssoise untuosa: Buena crema pero sin más y pelín sabrosa; ligera decepción.

- Tartina golosa con "lardo de colonnata": Cebolla caramelizada sobre una base de pan fina y crujiente y con unas lascas de manteca de cerdo que nunca había probado. Sinceramente, no me dijo nada. Segunda decepción.

- Vieiras marinadas con aceite de trufas y mousselina de topinambours: Buen plato muy elaborado y espectacular de presentación. La vieira presentada como un carpaccio que pasó desapercibida con la mousselina y el aceite. Al lado me presentaron un brioche hojaldrado que no venía a cuento. No estuvo mal pero un tanto pesado.

- Lasaña de fricassé de ancas de rana y setas "girollés": Un guiso con trocitos de anca de rana con unas setitas muy rico entre dos láminas de pasta delicadas. Empiezo a ver la luz en esta velada.

- Rodaballo salvaje salteado con confit de limón e hinojo: Buen lomo de rodaballo, excelente punto y sabor, acompañado de láminas de hinojo y batata confitadas. Perfecto este plato.

- Pato asado con foie-grass de pato: La pechuga de pato, con su piel, pasadita por la plancha sobre una salsa acidulada con pimienta de Tasmania. De nuevo muy buen plato, carne jugosa por el punto alcanzado y hasta puedo decir que tierna. De guarnición un estofado de apio y castañas dentro de un canelón de pasta muy fina.

- Cigarrillos con espuma de chocolate negro y papel de oro: Hacía tiempo que no toma una mousse tan cremosa como esta. Además el postre llevaba un chupito aparte de frappé de chocolate especiado espectacular, con un toque de nuez moscada y anís riquísimo.

- Un postre triple, compuesto de un perfecto sorbete de coco y lima, frutas tropicales sobre una base de mango confitado, y un magnífico canuto crujiente relleno de piña marinado con lima con mousselina de mango y piña.

A los postres, un surtido variado de petit-fours muy generoso. Ya solo pude probar un par de potentísimas trufas.

La carta de vinos sigue siendo espectacular, aunque solo dedicada a vinos portugueses y franceses (algún Vega Sicilia y Pesqueras). Precios de película. Esta vez si que me pude fijar en el servicio del vino en otras mesas, simplemente perfecto, con sumiller y poniendo unas copas u otras en función del vino servido. Copas Schott. Si no llega a ser por los precios, de 10.

Precio total: 88.50€ (inc. IVA, cubierto y una botella de agua de 1 litro a 3.50€)

Retaurante-hotel pleno de encanto y lujo de la Relais&Chateaux, entre la playa y el Parque Natural de Sintra-Cascais. Recomendable para los amantes de lo romántico.
Sala perfecta: Amplia, con vistas, lujosa, cómoda y con un perfecto servicio de sala. Desgraciadamente era de noche. Perfecto el maitre-sumelier.
Carta afrancesada con materia prima portuguesa. El chef Vincent Farges(1* Michelín) de la mano de Antoine Westermann (3* Michelín).
Cena para mi solo.
Pedí menú degustasao (70€ incluyendo servicio, aperitivos e IVA):

- Tres aperitivos perfectos (perfecto un mini-filete de cerdo negro con setas)
- Foie gras de pato de Landes con un chutney de clementinas y gengibre
- Vieiras salteadas con endivias, gnocchis de batata glaseados y puré de salsa con gengibre
- Lomo de cabrito montañés asado, con una mermelada confitada de uvas y kumquats
- Prepostres: Mouse de queso con frambuesa y un sorbete de mango
- Postre: Una golosina de frambuesa y chocolate Guanajá caliente y frío, y un sorbete de chocolate con sorpresa de licor de frambuesa.
- Golosinas mientras traían la cuenta (trufas perfectas)

Sinceramente todo me resultó perfecto. Las guarniciones, muy bien estudiadas, daban siempre un toque espectacular de sabores en el paladar.

A destacar la cesta de panes variados. Repetí hasta 3 veces uno de cerveza.

Carta de vinos: Aunque no pedí vino, pude ojear su libro. Unas 900 referencias en un 90% portugueses y franceses. De España muy poco: 1 blanco (Terras Gauda a 35€) y 5 tintos (Finca Dofí, Janús, Valbuena, etc). El sumelier se quejaba de que al dueño no le gustaban los vinos y que por lo tanto no pudiese culminar sus sueños. En otras mesas, perfecto el servicio. No puntúo.

Solo tomé agua y una cerveza.

Precio total: 78€ (inc. IVA)

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar