Restaurante Cafe de Oriente: Ni para el turismo con buen bolsillo


Cena para 11 personas. El comedor salvo una mesa estaba lleno a pesar de ser un martes. La mayoria de las mesas ocupadas por extranjeros. Eran casi las 11 y les dijimos que queriamos cenar rapido y en esto tengo que reconocer que no estuvo mal el servicio ya que con cafes teminamos a las 12,30 lo que no esta mal al ser 11 pax pidiendo a la carta. Aunque lo mejor es lo de la "carta".
Pedimos unos entrantes para compartir :
-Jamon: bueno
-Txangurro: bueno
-Croquetas: bien
y como segundos : un taco de atun, varios meros salvajes , dos rodaballo y una presa iberica.
Pues bien, aparece el camarero y nos dice que no hay atun porque tienen un menu degustacion y que ese dia habian consumido todo... bien. Lo entendemos. AL cabo de 15 minutos vuelve a aparecer y dice que faltas 3 meros y añade: "es que claro, han pedido todos lo mismo. Hay que variar un poco"... en fin, sin comentarios. Decir que a un comensal le echaron una copa de vino tinto encima. Que uno de los camareros hablaba ingles, lo que me parece bien, pero es que no hablaba español... y se dirigia a nosotros en ingles.
Los postres muy buenos. Lo mejor. Comentaron que la tarta de chocolate era excelente y yo pedi un bizcocho de cerezas con crema de requeson riquisimo.
El remate vino con los cafes. Dejan un par de bandejas de petit fours y ¡¡¡ estaban llenas de hormigas ¡¡¡¡. Pedimos que las retiraran y ni una disculpa.
El vino fue el de la casa: un Cune y un Rueda que no se cual era porque no tomé.
El precio tampoco lo sé pero supongo que menos de 65 € /pax no fue ya que los segundos platos rondaban los 30 €.
En resumen, para no volver

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar