Restaurante Cafe de Oriente: Agradable sorpresa


Situado en pleno centro de Madrid,frente al Palacio Real y la Catedral de La Almudena.En el café y la terraza se mezclan tradición e historia con un ambiente cosmopolita y animado.
El restaurante se ubica en los sótanos abovedados del antiguo Convento de San Gil, un edificio del siglo XVII cuyas dependencias sirven hoy de salones a este elegante restaurante.Por la noche hay unas bonitas vistas del Palacio Real.La decoración de las paredes la forman copias de cuadros famosos pintadas a mano por autores anónimos que se venden.La separación entre mesas es mas que correcta.
Existen diferentes opciones para comer(carta,almuerzo cerrado 29€+iva y 2 menús degustación)
Pedimos el menú largo compuesto por 5 platos+ 2 postres y salimos encantados por la calidad y cantidad de un equilibrado,bien concebido y notablemente resuelto menú,así como por un estupendo servicio,estética presentación de los platos;cubertería y vajilla impecables también.El menú fué de menos a más,destacando un sobresaliente,fresco y sabrosísimo mero emparrillado con erizos rellenos de boletus y un secreto ibérico fabuloso.
Los postres también estupendos,originales y bien presentados.
Carta de vinos con presencia mayoritariamente nacional,excepto Champagne a precios 2x1 aprox.algo elevado en mi opinión para vinos top.El precio es sin bebidas.
Agradable sorpresa en pleno centro de Madrid.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar