Restaurante Cipriano: Valor seguro, un clásico recomendable


Nueva visita y confirmación de que si algo funciona mejor no cambiarlo. De primero unas angulas y unas gambas a la plancha de buen sabor pero pequeñas. De segundo unos huevos fritos con ibérico y patatas de matrícula de honor. Huevos fritos con su puntilla crujiente y un ibérico de calidad. Realmente este sencillo plato bien cocinado es un placer y no es comparable a la mezcla grasienta a la que nos tienen acostumbrados algunos baretos. Por supuesto servicio de copas, vajillas y camareros correctísimo en la terraza del restaurante.
De postre unos sorbetes (algo flojos aunque creo que era yo el que no daba mas de si). Para beber un Izadi Expresión 2001. Sorprendente pues los Viña Izadi no son santo de mi devoción pero este tenía una potencia de aroma y color que hacía difícil creer que fuese un 2001. Muy recomendable (el vino y el restaurante).

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar