Restaurante La Tana

9
Datos de La Tana
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
4.9 10
Servicio del vino:
4.7 10
Comida:
5.2 10
Entorno:
6.6 10
Calidad-precio:
4.2 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


9 Opiniones de La Tana

Animados por las buenas vibraciones del arroz comido el dia anterior en Pinoso, decidimos dar una nueva oportunidad a La Tana. Su caldero  me defraudó totalmente pero las paellas nunca las habia  probado. El dia acompañaba y reservamos  una mesa en la terraza. El servicio y el lugar es  magnifico.. todo hay que decirlo. Habia casi tantos  camareros como personas y ya es decir.. estaba a reventar terraza, comedor, barra .. y con gente esperando.

Cuando vi aquello y las carreras de los camareros pensé que no podia salir un buen arroz y que la tardanza seria tremenda. Pues me equivoque en todo,

Para esperar la paella tomamos una fritura bien elaborada con calamares ( lo mas flojo), chopitos , pescadilla enroscada, boqueron y salmonete. Muy buena. 

Sin esperas llegó la paella. De marisco, con pescado, calamares . almejas y gamba roja. Muy buena pinta. Indicamos al camarero previamente que nos gustaba el arroz seco y a ser posible con socarrat. El camarero entre risas nos  dijo que se lo decia al cocinero a ver como  tenia el dia. Pues el  dia del cocinero era estupendo. Arroz suelto y SOCARRAT ¡¡¡ no quedó nada de nada.

Para beber 2 botellas de Shaya.. ( no entiendo como nos bebimos una por  cabeza sin enterarnos...). 

La cuenta 74 euros no pudo estar mejor. El precio del vino a 14 euros es imbatible ya que en tienda esta sobre los 10 euros.

Por fin La Tana será un referente para mi en Cabo de Palos ahora que ya sé lo que hay que pedir.

DEcidimos dar otra oportunidad ( debe ser la quinta ..) a este afamado restaurante. Martes de semana santa y lleno. Encargamos un caldero y nos dijeron que echarian el arroz cuando nos sentaramos... pues bien... debe ser que el arroz del caldero tarda una hora en cocerse..
Al llegar , la verdad es que habia dos señores que debian ser dueños que nos atendieron muy bien y enseguida nos pusieron el vino ( Jose Pariente Verdejo). Pedimos para esperar el caldero unos berberechos y éstos llegaron frios a la media hora. Tengo que decir que de calidad eran excelentes. El caldero llego media hora despues, es decir a la hora de sentarnos. Y llamaremos caldero a ese arroz por llamarlo de alguna manera porque era incomible: aroz cocido en un caldo que solo sabia a ñora y tomate. El pescado que nos pusieron al lado estaba totalmente insipido como si hubieran hecho 100 caldos con el. El pero caldero que he comido jamas. Lo sacan en unas cazuelas de hierro forjado, igual que el resto de los arroces que tienen en carta y segun comprobamos no es el recipiente donde lo cocinan sino que los deben tener calientes y alli vuelcan el arroz de que se trate que por supuesto en nuestro caso ademas de lo malo que estaba, llegó solo templado. No tomamos nada mas y 65 €.
Para no volver. LO siento pero no habra mas oportunidades. A tomar el pelo a los turistas de la zona ¡¡¡

Leyendo los comentarios sobre la Tana da la impresiòn de ser un restaurante un tanto irregular, pero si tienes un poco de suerte, como es mi caso, puedes comer una cocina marinera de producto sensacional. Domingo, 16 de octubre, dia soleado precioso. Mesa junto a la balconada que da directamente al acceso del puerto de Cabo de Palos. Empezamos bien. Gamba roja fresquisima en plancha para quitarnos el hipo. Navajas plancha, deliciosas. De plato principal, lubina salvaje. No se lo que pesaria la lubina pero mi mujer y yo tomamos dos filetes que estaban de rechupete. Sin añadidos y sin artificios. De beber, un vino recomendado, La capilla verdejo, rueda fresquito que en ese momento nos hizo las delicias. Dos zumos, dos fantas de naranja y de postre un asiatico "cartagenero" que yo me antoje. Caro, pero el producto que tomamos no lo encuentras facilmente mucho mas barato, la sensaciòn que nos quedo fue muy agradable.

Quedamos 4 amigos un día de semana y que mejor lugar para comer que en Cabo de Palos frente al mar.
Al centro pedimos una ensalada especial y unos pimientos de piquillo rellenos de bacalao, muy buenos. Como plato principal un caldero, muy sabroso, muy bien servido, al no haber practicamente gente el servicio fue rápido y correcto.
De beber un Hecula, muy rico y a buena temperatura.

Un sitio totalmente recomendable

Coincido con Esparta en todo. Nuestra visita a la Tana a principios de verano no superó las expectativas. Un caldero mediocre con una base (me refiero al caldo) casi quemada. Nada relevante en los postres que no pasan del tipico arroz con leche, helado y poco más.
Tanta prisa en el ambiente, tanto sudor en la frente de los camareros, tan cara la cuenta que sales pitando para no volver nunca más.

Hoy voy a hablar de mi ultima visita al La Tana,esta situado en el paseo junto al puerto de Cabo de Palos,la situacion es magnifica y en su terraza junto al mar se respira tranquilidad.
Reservamos la mesa en la terraza a primera hora de la mañana ya que el dia era soleado,el restaurante tenia muchisima gente como cualquier fin de semana.Cuando llegamos nos atendieron muy bien y enseguida llego el aperitivo,unas huevas de mujol con almendra,unos berberechos y unas navajas (todo excelente,quizas algo rapido pero es que el arroz estaba a punto de salir).Como plato principalal tomamos arroz la tana(como el caldero con gamba y calamar)que estaba en su punto y muy sabroso con un fuerte sabor a pescado.De postre compartimos tarta de turron(buenisima)y tarta de queso(nada del otro mundo)para los cuatro.De beber tomamos un Gramona Imperial(22 euros)y un Valtosca(20 euros) de Jumilla que nos recomendo el maitre que fue muy bien con el arroz,las copas tanto de cava como de vino muy correctas acorde con el restaurante.En cuanto al servicio me parecio bueno y amable(ya que fuese asi en todos los restaurantes)estuvieron atentos en todo momento de que no nos faltase nada.Para terminar cuatro asiaticos y un detalle de la casa que fue un porroncito de moscatel con unos rollos y unas pasas, y dos gin tonics de citadelle con fever tree.Lo dicho muy bien todo y lo recomendare a cualquier amigo

De verdad, no se por qué lo sigue recomendando la Guia Repsol-Campsa, debería de volver a este restaurante y comprobar como es actualmente, no sé como era cuando estuvieron los inspectores de la guía, porque es mi primera y seguramente última. Creo que cuando uno aparece en una guia debe tener algo más que otros no tienen. Para empezar el servicio de acogida en el restaurante es inexistente a la entrada pude comprobar como el dueño o el jefe, insultaba con palabras soezes a un camarero delante de toda la clientela a grito pelado, (mal empezamos dije) bueno después de tener que abordar a un camamero para que nos acomodara (si no estamos todavía allí)nos sientan y nos dan de comer como a los pavos, con prisa, pues está muy claro que quieren doblar mesas. La comida fundamentalmente pescado, creo que con esa calidad y ese precio te la puedes comer en muchos otros restaurantes de la zona, incluso chiringuitos y sin animo de ofender para estos últimos. Las mesas demasiados juntas, puedes pinchar sin esfuerzo en el plato de la mesa de al lado. La carta de vinos corta y cara para la atención que le prestan. En fin suscribo los anteriores comentarios y añado el mío. De los postres mejor ni hablar. En fin, no vuelvo. Lo siento, pero creo que Miramar que está al lado, no es que tampoco mucho, pero creo que un puntito está por encima de éste.

En su día no abrí una entrada del restaurante, ya que no pensé que mereciese la pena, además de que al ir de menú, tampoco tenía muchos fundamentos para emitir juicio único, peeero ...

Carta basada en arroces, mariscos y pecados, el servicio muuuuuuuuy desagradable, y ni siquiera era temporada alta, ni estaba abarrotado. Tienen un menú del día "interesante" a base de frituras de pescado - 16€ con ensalada, fritura y postre además de una copa (y sólo una) de vino. Caro para lo que ofrecen. A la carta, lo que te quieras dejar.

La situación es agradable, en pleno puerto, aunque la decoración es de poco más que de un chiringuito de playa.

Comer bajo el spol de febrero es un placer que ofrece la costa murciana.
Lunes, paseo por Cabo de Palos y comida en La Tana. Plato de chanquete frito, plato de chipirones a la plancha. Dos raciones de Caldero.
Para beber dos botellas de Gran coronas, 1999 a 15€.
El producto fresco, pero con esa manñia de sacar todo de golpe, como si hubiera prisa.
Servicio correcto, de playa pero ahora algo más sreno que en verano. Caldero correcto.
100 € dos personas parece algo excesivo, muy excesivo.
Dan ganas de no volver a estos sitios, que sin saber muy bien como, acaban costándote más de lo que vale, y eso que la carta de vino, está marcada con cierta prudencia. Por ese precio uno espera mucho más.
Mantelería y cubertería no aceptable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar