Restaurante Arkupe en Vitoria
Restaurante Arkupe
País:
España
Provincia:
Localidad:
Cód. Postal:
Añadir tipo de cocina Añadir vino por copa
Precio desde:
50,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra:
25 Diciembre
Nota de cata PRECIO MEDIO:
57 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
7.1
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
7.2
Comida COMIDA
7.2
Precio medio entorno ENTORNO
7.9
RCP CALIDAD-PRECIO
5.4
Opiniones de Arkupe
OPINIONES
7

Reunión de 6 amigos, al centro 4 raciones de jamón,foie,croquetas y pulpo. Jamón =2 papelitos de fumar por barba, foie= tres medalloncitos del tamaño de monedas de 2€ , 1 croquetita y media por persona y la ración de pulpo, ABSOLUTAMENTE RIDICULA. sabores y texturas correctos pero no para esos precios. 2 raciones de merluza como para niños de 6 años, 2 raciones de cochinillo confitado 12 horas a 60 grados a los cuales les faltaba un par de horas ya que estaban un poquito crudas(de tamaño generoso) y un chuletón para 2 excesivamente grueso con lo que el centro estaba frio y muy crudo, Postres muy artificiales, 6 cafes y cuatro licores, 2 botellas de tinto rioja que no recuerdo, pero me parecio correcto en calidad/precio, total 369€.En relación al tamaño de las raciones un precio de escandalo.El servicio frio y distante. Ni volveré ni lo recomendaré

Son ya unas cuantas veces las que me he sentado a comer en este restaurante y no me acaba de convencer. Cuando no es una cosa es otra, pero siempre hay algo que defrauda. Lo mejor es el local, coqueto, cómodo, agradable y con excelente iluminación. La vajilla y las copas son también uno de sus puntos a favor, así como el apartado del vino, servido a temperatura adecuada, con precios muy comedidos y carta interesante, aunque reducida. En su recetario abundan los platos tradicionales alaveses, así como muchos de temporada, siendo su nivel notable en algunos casos y más normalito en otros. Pedimos de entrantes pimientos verdes fritos y espárragos blancos, ambos excelentes. De segundos, manitas de cordero guisadas y atún a la parrilla, que no nos dijeron mucho. Lo peor: los postres (ni el goxua ni el pastel de chocolate pedidos nos convencieron). Acabamos la comida con un excelente cafe. Como estaba tan bueno decidimos pedir otro, para lo cual hicimos un discreto gesto con la mano a una de las camareras para que se acercara y solicitárselo, interpretando ella que lo que queriamos era pagar, por lo que se acercó con la cuenta en la mano. El servicio de sala, que otras veces nos había parecido muy profesional, en esta ocasión estubo muy por debajo.

Es la segunda vez que ceno en el Arkupe, y generalmente, a no ser que sea una sorpresa enorme, no suelo hacer comentario del restaurante la primera vez. Esta vez me animo...

En primer lugar, destaca la ubicación, en el centro de Vitoria, en pleno casco viejo y cerca de la zona de poteo de, por llamarlo de alguna forma, más calidad. Puedes darte una vuelta y tomarte unos vinos de calidad por la zona antes de cenar.
¿Una de las cosas que más me gusta? Será que me hago mayor (poco a poco), pero es que cada vez valoro más la tranquilidad a la hora de comer, y sobre todo cenar. Es un sitio tranquilo, agradable, donde esa tranquilidad se contagia a los comensales y no oyes en ningún momento a las mesas de alrededor. Seguro que si las "apelotonan" un poco más les caben más mesas... Así está perfecto.

Al grano: vamos, al plato. Se come bien. Sin ser espectacular que quita el sentido cumple a la perfección. Picamos hojaldre con trigueros, pulpo a la brasa (muy muy rico, con la textura perfecta), torta de morcilla (riquísima). Buenas cantidades. Luego, más contundente, cochinillo (yo no lo probé, pero me aseguraron que muy bueno), y magret de pato (en su punto).
Todo lo aocmpañamos con un Caecus para empezar y luego cayeron dos botellas de Predicador.
De postre, Tiramissu, helado de canela, un txakoli vendimia tardía de Itsasmendi (que no había probado nuncay me encantó) y unos Tokaji 4 puttonyos, que también gustaron mucho.

En general al carta de vinso más que correcta con mucha variedad y precios dispares. Hay algunos vinos a un precio muy muy arreglado y otros con demasiado sobrecargo. Peor todo es elegir bien.
El servicio muy discreto, amable y atento.
¿La cartera? 50 y pico euros por persona. Vino incluido.

Para no fallar con gente a la que le gusta comer bien, sin garndísimos alardes, y con tranquilidad.

La visita a Arkupe, junto con mi pareja, nos dejó unas impresiones muy favorables. En general la calidad de los platos fue alta en lo que tuvimos como menú de degustación.
Excelente y discreto servicio, tanto de la comida como del vino y café.
Situación en el casco antiguo muy buena. Interior también excelente.
Muy contentos.
Precio sobre 50 € por persona, incluyendo la botella del R. blanco f.e.b. 2007 y los cafés.

Me esperaba algo más de este resturante, a tenor de las opiniones vertidas. La carta está compuesta fundamentalmente por platos de la cocina tradicional vasca puesta al día. Elegimos el menú degustación, que no terminó de convencernos a ninguna de las cuatro personas que nos sentamos a la mesa. Quizás no acertamos optando por este menú. El local es cómodo y agradable, aunque las mesas estén algo juntas. El servicio es atento y profesional. La carta de vinos y todo lo relacionado con este aspecto tienen buen nivel. Los precios son ajustados. Seguramente le daremos otra oportunidad en los próximos meses.

Restaurante situado en la capital del pais vasco, en el mismisimo corazon de la bajada del celedon. Ambiente familiar y cocina tradicional hacen del restaurante arkupe uno de los mejores restaurantes de la capital gasteiztarra.
Cocina espectacular e innovadora, pero lamentable servicio. Una pena que una excepcional variedad en la carta tratada con sofisticacion y empeño, en resumen excelentisima, se vea ensombrecida por la poca profesionalidad del servicio de camareras.
Resumiendo y valorando sobre 10 puntos.
Variedad culinaria: 10 puntos
Calidad culinaria: 10 puntos
Sevicio de camareras: 3 puntos

Excelente y sabrosa cocina casera, sin sofisticar. Buenos pescados y carnes y extraordinaria relación calidad/precio (aprox. 30€ por persona, sin vino). Honesto restaurante de trato familiar. Inmensa e inabarcable carta de vinos, donde prevalecen los de la D.O.C.Rioja. Lo mejor es elegir entre la decena de vinso recomendados (buena selección de la rioja alavesa). Cristalería y servicio del vino correctos.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar