Restaurante La Fitorra: Buen sabor de boca


La Fitorra es uno de esos sitios de los que sales bien: por lo acogedor del local, por la calidad de la materia prima, por el trato del vino... y cómo no, por la amabilidad del propietario-poeta que actúa más como anfitrión que como restaurador. Así te hace sentir, como si estuviera recibiendo amigos en su salón. Uno de esos tipos amables que no resultan pesados, servicial sin ser untuoso. Un crack.

La comida: muy correcta. Se trata de un restaurante argentino, por lo que la carta es sota, caballo y rey. Deliciosas las empanadas, muy buenos los chorizos criollos y el provolone. Pedimos varios tipos de carne para probar: lomo bajo, lomo alto y tira de asado. Las tres estaban muy buenas y asadas en su punto, aunque para mí gusto la mejor fue la más humilde: la tira de asado.

Para acabar nos ofrecieron un brownie (para mí fue el único pero de la noche, aquél postre no tenía nada que ver con el famoso pastel de chocolate) y un tiramisú bastante correcto.

Lo acompañamos todo con un Pago del Vicario 50-50, que como siempre no defraudó. Nos gustó el detalle del dueño (argentino) al pedirle que nos aconsejara pues dudábamos entre el Pago del Vicario y algún caldo argentino. En estos casos suele pasar que los propietarios hacen patria y te meten por los ojos los vinos de su tierra, pero no en La Fitorra: sus palabras fueron que los vinos argentinos estaban bien, pero que los españoles eran espectaculares. Así que nos recomendó ir a lo seguro, y nos quedamos con el vino de Ciudad Real. El servicio fue bueno, con copas adecuadas (Rona) y temperatura perfecta.

La casa nos obsequió con unos chupitos de licor de caña (creo recordar), una especie de orujo de hierbas.

Es el típico sitio al que siempre te apetece volver por lo bien que te hicieron sentir. La comida es correcta (o más que eso), los precios contenidos, el trato cercano y muy amable, el local tiene su encanto... cansado como estoy de ir a restaurantes de cocina internacional cuyo local más que un restaurante parece un parque temático se agradece un local sencillo pero cálido.

En resumen, que volveré, y que lo recomiendo a todos los que gusten de la buena carne argentina.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar