Restaurante La Fitorra: El aroma de la calle nos atrajo


Y decidimos probar. Local pequeño, muy acogedor. Nos atendió su dueño, con una amabilidad increíble, nos hizo sentir como de la casa. Nos aconsejó las empanadas criollas, muy buenas y pedimos entrecot argentino servido en su punto, muy tierno. De postre tiramisú y de beber nos decantamos por un malbec muy bueno (Trapiche) que nos aconsejó el dueño. Volveremos a probar otras carnes.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar