Restaurante Casa Campos Restaurante Campos foto 1

Restaurante Casa Campos

3
Datos de Casa Campos
Precio Medio:
66 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
7.5 10
Comida:
9.0 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Casa Campos

Es Campos un reconocido restaurante de la ciudad de Lugo. Y su fama entre los clientes lucenses y gallegos en general es sin duda bien merecida. El local decorado de forma clásica y muy agradable, alterna bonitos lienzos con diplomas y medallas concedidas en honor del buen hacer culinario de sus fogones, así como también del tratamiento de determinados productos. Organizan, en las temporadas correspondientes, jornadas gastronómicas de la lamprea, del bacalao, de caza, de setas...
Antes de entrar a cenar tomamos un aperitivo en la barra de la entrada, que siempre está a rebosar. Con el vino te ofrecen un pincho, tipo tortilla, queso gallego, lacón, etc, y además una cazuelita caliente estilo, lentejas, chipirón en tinta, etc. Todo ello, salvo el vino ó cerveza, cortesía de la casa. Para aquellos que no hayan estado en Lugo (o en muchos otros lugares de Galicia) que no se sorprendan ya que aquí en cada bar te ofrecen siempre una tapa/pincho con la bebida. Y hay de aquel que baje la guardia en la calidad del pincho ofrecido!.
De primero, zamburiñas al horno, perfectamente gratinadas y kokochas rebozadas. Platos generosos, bien servidos y por supuesto de excelente calidad. Deliciosas las kokochas. De segundo, en esta ocasión pedí lubina a la espalda. Ningún secreto: simplemente espectacular el pescado, así como su preparación. La última vez que estuve había pedido chuletón, y sólo puedo decir que parecía "mantequilla" de lo tierna que estaba la carne, además de encontrarse en su punto. El servicio, no tiene precio, y para mi gusto, ideal: amable sin ser empalagoso, y próximo, sin ser agobiante.
La carta de vino tiene referencias de casi todas las D.O. españolas. Pedimos Algueira "pizarra" de la D.O. de Ribeira Sacra. Decantado previamente se mostró como un caldo sorprendentemente bien estructurado y redondo. Una D.O. en progreso y una bodega, que según parece, vende casi todas sus botellas a Estados Unidos y Francia. El precio de la botella, creo recordar alrededor de los 30 euros.
Sin duda, Campos, un restaurante absolutamente recomendable.

Esta semana santa cenamos de nuevo en Casa Campos. Poco a añadir con respecto a mi último comentario al respecto. Máximo nivel en materias primas, lo cual agradezco enormemente muy por encima de una cocina más elaborada que tienda a aposentarse en pescados de piscifactorías o carnes de mediana calidad en el mejor de los casos. En esta ocasión a destacar, chuleta D.O. de Galicia (de segundo en mi caso), 100 gramos de angulas del miño y almejas como aperitivo a compartir. Cenamos 4 y pagamos unos 80 euros por cabeza. Salimos cerca de las 2 de la mañana, aun quedaba alguna mesa y ni una mala cara por parte del servicio. Pagar menos por todo esto, sería hasta sospechoso. Solo deseo que mantengan el nivel y que proliferen sitios como ese, que según las zonas del país en las que te encuentres, cada vez son más difíciles de detectar.

He tenido la oportunidad de cenar 2 veces en Casa Campos, y de hacer un aperitivo en su pequeña barra incontables ocasiones. Situada en el casco histórico de la cidudad de lugo (dentro de su muralla) y en la conocida calle de los vinos, Casa Campos ofrece suculentos platos de la cocina gallega con su propio toque personal. Los pescados y mariscos son de primerísima calidad, y las carnes son excelentes. Su servicio es atento y discreto (carácter gallego obliga). Recomendable sus exquisitas cigalas y su deliciosa carne. Nunca he probado la caza, pero cuenta con innumerables distinciones al respecto. Su bodega aunque de corte más clásico, tiene huecos para las novedades de la comarca, como el Algueira Barrica. La última cena en este verano pasado, se prolongó hasta las 2'30 y aun quedaba alguna mesa más, ni un mal gesto o rostros de impaciencia por parte del servicio, que para mi es una de sus mejores bazas. Calidad y trato por encima de todo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar