Estando en ese lugar y no aprovecharlo...

Cena de grupo en este Restaurante-Hotel situado en un lugar estratético en medio de la Costa Brava.

Bonito comedor, que aún sin tener vistas, es muy bonito.

Me centro en lo que comí yo ya que cada uno pidió cosas distintas:

Nos sirvieron un pequeño aperitivo, una crema-mousse díficil de distinguir (no presentaron el plato).

De primero, alubias con almejas y "ceps". No estaba mal, pero se quedaba en eso. Mucha alubia y poca almeja y ceps, poco sabor.

De segundo, albóndigas con sepia. Un mar y montanya clásico, pero que tampoco me entusiasmó.

De postres, un sorbete que en estos momentos soy incapaz de recordar muy bien de que era.

Cafés y vino, que no recuerdo la marca.

No pague yo, pero la cuenta subió a unos 46 euros (lo mío hubiera costado un pelín menos).

La verdad, nada que me gustara en especial, todo más o menos correcto, pero sin más, comida plana, sin gracia. Por ese precio, y con el local que tienen ya podrían hacerlo mejor.

El servicio muy flojo y un pelín estirado.

DO Rias Baixas Francés
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar