Restaurante Can Ferran: Algo debe tener


Sin duda, un imprescindible si estás por la zona (y puedes ir pronto a comer) No reservan (aunque les he visto guardar alguna mesa en alguna ocasión), ni abren los domingos, ni aceptan tarjetas pero es que... la carta lo vale. Si es la primera vez que vas te recomiendo sus legendarias judías, aunque la mayoría de platos son deliciosos. Cocina tradicional sin muchas pretensiones y basada en la calidad de la materia prima.

Disponen de una carta fija muy básica de cocina tradicional (carnes a la brasa, canelones, sus famosas mongetes del ganxet...) y otra hoja (bastante extensa) con platos de temporada en ocasiones más elaborados. Lo mismo pasa con los postres.

Respecto al vino más de lo mismo: bodega bastante clásica pero como detalle diré que es de los pocos restaurantes que mantienen viva la tradición de usar porrón, pudiendo pedir tu vino en este formato.

Como punto negativo, sus comedores pueden llegar a ser muy bulliciosos (pese a que alguno de ellos ya tiene implementadas soluciones para amortiguar el sonido), por lo que es más recomendable para comidas familiares, de trabajo o con amigos más que para una cita en un entorno íntimo.

Podéis encontrar más sobre el restaurante en su propia web: https://www.masiacanferran.com

 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar