Restaurante Cal Dani (CERRADO): Disfrutando!!


Por fin tuvimos la oportunidad de bajar hasta Alcoy después de dos ocasiones fallidas, para cenar en Cal Dani.

La conexión con Dani Albors fue instantánea desde que nos conocimos a través de Dominic en Facebook. Es difícil no caer sucumbida ante su cocina de autor, pero sobre todo ante su desbordante vitalidad.

El local es curioso, situado en un antiguo almacén abovedado y pintado con colores amarillo albero, azules, verdes pistacho, .... Está ambientado de manera muy personal y hogareña: fotos con amigos y grandes cocineros, cartas de agradecimiento, algunas fotos con sus hijos, muchos detalles personales para lo que él considera su casa.

El comedor alberga una veintena de mesas, y para ser un domingo noche (en el que las fiestas de Alcoy ya han comenzado) compartimos sala con cinco grupos. Las mesas son amplias y con buena separación. Las copas, cubertería y sobre todo la vajilla es de la parte de complementos, que más nos ha gustado.

El servicio es muy atento y familiar y Antonio, que estuvo al cargo de nuestra mesa nos explicó todos los platos, extendiéndose en aquellos que le solicitamos información adicional.

Su carta rezuma platos tradicionales de la cocina alcoyana versionados y nos hemos decantado por su Menú degustación. Un concierto de varios platos con un toque personal deslumbrante.

Solicitamos un vino blanco y nos ofrecieron Pecunia 2008 un Verdejo muy bueno que finalmente nos acompañaría a lo largo de toda la cena.

Comenzamos con:

- Ensalada de Cal Dani, varios ingredientes en un solo plato que puedes combinar como quieras, encontramos Cogollos, fresones, maíz, cebolla roja y blanca encurtida, avellanas, pipas de girasol, anacardos, aceitunas, queso camembert, brie y azul, fruta escarchada, mojama, unas pipas chinas de color morado que no recuerdo su nombre. Nos pareció una ensalada llena de contrastes, texturas y aromas. Deliciosa.

- Abisinio Alcoyano: una tradicional tapa alcoyana reinventada que consta de un huevo duro relleno de longaniza y con un rebozado parecido al andaluz. Nos pareció delicioso y muy fino.

- Callos de Bacalao acompañado de una salsa con tomate y pimiento rojo. Javier me comentó que los callos, que no había probado nunca de bacalao estaban buenos. Puedo valorar la salsa estaba deliciosa, un pelín fuerte de sal, la sal y yo somos malas compañeras.

- Pulpo con salteado de puntitas de espárragos y aliño de tinta de calamar. Se presentaba sobre una cama de patata y huevo en forma rectangular atada con algas marinas y sobre ella unas rodajas de pulpo, espárragos y una cucharada de crema de pimiento seco típico de la zona (Pericana) y decorado con una rodaja de yuca frita.

- Langostinos en su salsa. Dos langostinos sabrosos con una salsa de marisco y dos espárragos trigueros de acompañamiento.

-Purito crujiente de gamba con cebolleta caramelizada presentado en un vaso de chupito. Un buen contraste de texturas crujientes, sabores dulces y salados.

- Sobrasada sobre cabello de ángel que me recuerda en presentación a un fruto de plátano de sombra, con unas hojas de berro fresco y semillas de amapola.

- Alcachofa con puré de olivas negras (olivada) y salsa de hongos rellenas de foie. Las alcachofas estaban confitadas y se distinguía claramente su sabor, a pesar de la olivada que aparece para decorar el plato. El foie y la salsa casaban muy bien.

- Milhojas de cremoso de ternera con piquillos y salsa de verduras braseadas. El plato se presenta en tres compartimentos: en el medio un delicioso y delicado milhojas relleno de ternera, en un lado había un trocito de piña confitada macerada durante una semana y al otro lado una mousse de piquillos, muy suave. Todo el conjunto estaba delicioso.

- Patata confitada con crema de verduras y pulpo con Pimentón de La Vera, patatas deliciosas ...

- Bacalao al pil-pil de Pericana (un pimiento seco típico de Alcoy), La verdad es que llega un momento que hay un alto en el camino. Personalmente me costó mucho acabar los platos, pero éste entró muy bien. El bacalao se deshacía en la boca y es practicamente imposible resistirte a mojar un trocito de pan en la salsa.

- Berenar años 60: dos tostaditas con aceite y una crema de chocolate. A pesar de gustarme el chocolate, fue el que menos me gustó.

- Crema catalana de naranja. Muy fina y con un gajo dentro, el caramelo muy ligero .. me gustó mucho la versión que había elaborado.

- Cremoso de chocolate Belga, se presenta como si fuera un suflé, ligero y sabroso por dentro.

VISION GENERAL:

1. Decididamente creo que es una degustación para hacer de día. Puede llegar a resultar algo pesado en el servicio de noche.
2. La relación calidad precio es bestial. Creo que es una degustación en toda regla de la cocina alcoyana versionada. La presentación y la calidad de producto es muy buena.
3. Su pasión por su oficio, parte de su vida, filosofía y por las cosas bien hechas se transmiten a través de sus platos.
4. El servicio y el trato por parte del personal es muy agradable y correcto.
5. Dani Albors es una delicia, tras la cena, estuvo charlando con nosotros hasta altas horas de la madrugada.
6. Lo que menos me gustó es que se puede fumar en el local, lo que puede llegar a incomodarte si estás cerca.
Y algo ruidoso, pero creo que como ya he comentado alguna que otra vez, no es problema del local, sino de la gente que está dentro de él.

Será una visita obligada para las veces que bajemos a Ontinyent. Sin ninguna duda, volveremos!!

Recomendado por 3 usuarios
  1. #1

    Juaneuge

    Todo esto por 36 euros?,el vino iria aparte, desde luego ,por vuestra descripcion habra que ir a probarlo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar