Restaurante Eslava: Buen comienzo


Viernes por la noche y el bar de tapas, que es donde queriamos cenar ya que no habia mucha hambre, estaba a tope.
Asi que pasamos a pegar un vistazo al pequeño restaurante que tienen adyacente al de tapas y al disponer de una sola mesa libre la ocupamos.
Conclusion ; que este Restaurante-bar esta bien considerado en Sevilla.
Bueno el local como he mencionado antes es pequeño, no mas de ocho mesas, con una decoracion tranquila, techos altos y bien equipadas las mesas, incluso copas de vino aceptables.
El servicio en todo momente cercano y eficaz, tambien el del vino.Que cuenta con una carta adecuada pero con precios altos, como en toda Sevilla.Nosotros optamos esa noche por un Taberner 06.
En cuanto a la comida fue, un plato de huevos de corral con mousse de setas que estaba realmente bueno, aunque con el tiempo que lleva en carta ( visto el comentario anterior) es un plato que deben de hacerlo con los ojos cerrados.
Y como plato principal yo opte por un solomillo al cabrales, de presentacion sencilla pero de buena calidad y mi señora una magret de pato con frambuesa que tambien resulto rico.
En cuanto al postre pedimos para compartir un Songa que trataba como de un bizcocho con nata y no se que mas, el caso esque a mi me recordo mucho a un tiramisu.
Con esto cenado mas una botella de agua y el servicio del pan, se puede decir que cenamos bastante bien.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar