Restaurante Eslava: A tapas o a restaurante


Ambas opciones tienes en locales contigüos. La zona de tapas tiene buena fama con variso premios recientes. Merece mucho la pena y en estos momento figura en 2º puesto de conocida web internacional.

El restaurante vecino es otra cosa, un local pequeño con pocas mesas (máximo 30 comensales y nosotros ya éramos 12), servicio muy profesional (de muchos trienios), bien vestido.
Carta de comidas corta pero variada que incluye alguna de las tapas más famosas y premiadas; para principales estan las diferentes carnes (foie, magret cordero, buey, costillas, tataki de buey..), mientras que los pescados son del dia sin especificar precios.

Carta de vinos suficiente con algun vino local y algun fallo en carta que, como era de esperar acertamos: el blanco de bodegas Habla. Al final nos quedamos con Ocnos 2013, un vino de la sierra de Sevilla, de color ajerezado, muy salino y buena acidez. Agua por supuesto y alguna cerveza (no en mi caso) de barril bien tirada.

Buenas presentaciones de los platos (en especial el magret), buenas raciones en general.

Empezamos por un aperitivo de la casa, individual y al plato.
Seguimos con una tapa marca de la casa: cigarro para Béquer (3.50€): una tapa muy vistosa, del estilo del puro de la Salita: en el interior de una pasta algo crujiente, muy delgada y que da soporte a un combinado de choco, algas y tinta de calamar. Apoya con sensación de ceniza sobre una emulsión de ali oli. Muy recomendable.
Otra tapa premiada y que hay que probar: yema sobre bizcocho de boletus y vino caramelizado (3.50€): el bizcocho a su vez ,sobre salsa de boletus (como borrachito) con reducción de PX, huevo hecho a baja temperatura coronando la tapa y sobre él algo de trufa rallada. Muy recomendable. Servió para probar un buen trozo de pan casero, de miga densa, perfecto para mojar el huevo derramado.
La tercera: setas (de temporada, unas a las que llaman tanas) rehogadas, buenas.

De principales se pidieron varios pescados: corvina, merluza con diferentes preparaciones, y creo bacalao.
De carnes diferentes opciones: foie de oca braseado y compota de calabaza (17€), muy bueno; magret con miel y sidra de Hornachuelos (14€), con espectacular presentación.
Por mi parte, fuí a su especialidad: costillas de cerdo a la miel (16.80€). Bien hechas, de tamaño pequeño, muy tiernas, buena ración, jugosas, fáciles de dehuesar, con enormes papas fritas en compañía.

De postre dos buenos platos con 6 dulces caseros, siendo destacable el turrón de Xixona bañado con chocolate, el tiramisú y el chocolate, todas ellas en buen nivel.

Buen servicio de vino constante en copas, sin atosigar. Buenos cafés finales sin extras.

  1. #1

    Bouquet55

    Hola, cualquier producto ofertado fuera de carta, se debe cantar el precio en sala, para que no haya sorpresas.
    Desde luego me hubiera decantado por esas costillas ;__))
    Saludos

  2. #2

    G-M.

    A rolex!

  3. #3

    Abreunvinito

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Perdido en la imaginación me tienes….

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar