Restaurante Dos Cielos: Nuevo estrellado


Reservamos mesa en Dos Cielos con un mes de antelación y, en medio, recibieron su primera estrella Michelin.
Restaurante de hotel cool en un barrio de Barcelona que está sufriendo una transformación urbanística potente con una mezcla de edificios empresariales, universidad, refugio de artistas y viviendas.
Dos Cielos se encuentra en el piso 24 del hotel con lo cual es fácil de imaginar el escenario increíble que nos muestra de la ciudad.
Entramos por la cocina y nos saludó uno de los gemelos Torres.
Comedor con pocas mesas, suficientemente separadas, ambiente cálido. Equipo en sala suficiente, sin atosigar.
Optamos por el menú degustación compuesto de unos snacks que no recuerdo, Amanida de tardor y trufa (negra) algo insípida, Crema de “mandoquiña” con “sagú” muy gustosa, Primera florada de pèsols del maresme (al dente como me gusta la verdura), Arròs cremós con bolets (bueno), Bacallà en gastrovac (invento parece ser ser de los chef que permite la cocción a bajas temperaturas manteniendo mucho mejor las características organolépticas de los alimentos, cochinillo (habían terminado la liebre a la royale), Pre postre y postre que no recuerdo.
Me gustaron los entrantes y postres y me decepcionaron el pescado y la carne. La decepción está directamente relacionada con las expectativas puestas y que, en este caso, eran altas.
El sommelier nos propuso un Alto Moncayo que no conocíamos y nos pareció interesante.
A pesar de ello pienso que es una propuesta que hay que seguir con interés aunque los precios no permitan visitarles con asiduidad.
Precios con vino y cafés.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar