Restaurante Lhardy: Tenia ganas de probar este clásico de Madrid, y decepción, sobre todo por


Tenia ganas de probar este clásico de Madrid, y decepción, sobre todo por el exceso, el exceso en los precios, domimos dos personas, cocido, un vino de Toro a un precio excesivo, dos cervezas de entrada y sin postre 156€ , vamos una autentica aberración, pués a pesar de ser el cocido aceptable ( no mucho mas que aceptable ), no se puede vivir de la fama. mesa incómoda entre dos mesas en el centro de la sala , servicio atento pero con prisa por terminar y servicio del vino prácticamente inexistente. Si al salir de aquí y contando con la fama del lugar, pagas 90€ , me parece caro pero hay que pagar el servicio, pero un mero cocido ( de costo debe andar por 6€ incluyendo costos de personal ) 156€ , aberrante, hay cien sitios para disfrutar de este plato y no salir disgustado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar