Restaurante El Cingle: Una gran desilusión.


Tenemos la costumbre de visitar un restaurante con estrella michelin una vez al año.
Este año elegimos el restaurante El Cingle.

El local nos ha impresionado,es muy bonito,de los mejores que hemos visitado.Las mesas igualmente excepcionales.Preparadas con mucho gusto.
Pedimos un aperitivo.Una caña de cerveza 5 euros.¿?
Elegimos el menú degustación con maridaje.Crema de verduras, pasable y un arenque en escabeche ,muy bueno,( aperitivos).
Pimiento de piquillo relleno de brandada de bacalao ,salado.
Canelón del Cingle bueno.
Gamba de Palamós con papardelle.insípido.
Capa de la reina,foie,múrgulas...bueno.
Dos postres ,bien.
El maridaje 3 vinos blancos,1 tinto y 1 cava.
En el maridaje nos traen varias de las botellas ya empezadas y mal abiertas.No lo vemos correcto.24 euros mas iva por comensal.
El Servicio de sala me ha parecido personalmente, muy muy justo,con muchas ganas pero sin mucho conocimiento para un restaurante de esta categoria.Parecian nerviosos y con poca experiencia.
La bienvenida no estuvo a la altura de un restaurante de este nivel,merece ser cambiada.
En este tipo de restaurantes donde se hace un esfuerzo para ir muy importante ,los detalles son primordiales y la sensación con la que nos fuimos fue de haber fallado en nuestra elección.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar