Restaurante La Vaca Argentina -CERRADO-

Datos de La Vaca Argentina -CERRADO-
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
5.1 10
SERVICIO DEL VINO:
4.2 10
COMIDA:
5.2 10
ENTORNO:
6.8 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Paterna
Dirección: C/ Nicolau Copérnic, 43
Código postal: 46980
Tipo de cocina: Argentina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de La Vaca Argentina -CERRADO-
OPINIONES
12

Local recientemente inaugurado el cual he podido visitar hoy lunes y como se denomina en el argot taurino, lleno hasta la bandera.
Extraordinarias instalaciones y buena decoración con zona reservada para fumadores. La separación entre mesas es correcta lo cual permite cierta privacidad en la tertulia de los comensales. Desde luego han tenido vista a la hora de ubicar éste restaurante ya que el constante incremento de empresas en el Parque Tecnológico y la escasa oferta de restaurantes en el mismo así como los precios de la carta, auguran el éxito de afluencia de comensales.
Acogedor resulta el porche cerrado a la entrada acristalado, con buenas vistas pero no exento de excesivo ruido de los vehiculos que circulan constantemente por la zona.
Especialmente buenas han resultado las mollejas, considerando como normales la morcilla argentina, el chorizo criollo y en escalón inferior la parrillada de verduras.
Hemos pedido lomo alto de vaca que normalmente suele resultar sabroso y el resultado ha sido carne tierna falta de sabor y da lo mismo pedirlo poco hecho ó al punto; todo ha salido por igual. Además la carne venía sin apenas sal y hemos tenido que pedir sal gorda por no disponer en las mesas adecuadamente de ella.
El rabo de toro de lo mejor; carne jugosa y muy tierna con buena presentación de plato.
Disponen de alguna reposteria casera como el tiramisu realmente bueno.
Carta de vinos corta con predominio de Riojas tanto en crianzas como en reservas, y en menor medida Ribera del Duero. Hoy mantenian recomendación de dos vinos valencianos; del resto nada destacable en ésta materia. Las mismas copas para el vino y el agua.
En cuanto al servicio, los jefes de sala profesionales aunque el servicio de la mesa deficitario por lo que deben marcar directrices. No deben dejar sobre la mesa un salvamanteles desde las entradas hasta el pago de la factura, así como tampoco resulta apropiado por imagen, el servir los cafés sin retirar previamente los platos de los postres, teniendo que ser el comensal el que haga hueco en la mesa para depositar las tazas previamente entregada en la mano por falta de espacio.

Un jueves, y a reventar.
Establecimiento de reciente apertura, otro más de esta exitosa franquicia.
Las instalaciones son magníficas. Se encuentran divididas en varias estancias, una de ellas, la que sirve de entrada, semiporche.
Se percibe una fuerte inversión económica en diseño, en el que destacaría la abigarrada pero resultona disposición de pantallas en los techos.
Mesas con manteles blancos, sillas de cuero blancas y negras alternando, paredes decoradas con cortes rectangulares de piel de vaca, grandes retratos de famosos en blanco y negro con marcos y formas ovaladas, suelo de madera... La sala en la que nos ubicaron estaba delimitada por una falsa estrecha bodega vista a un lado y una falsa librería blanca a otro.
En cuanto a la cocina, nada nuevo: ensaladas, especialidades cárnicas argentinas de calidad media, algún plato ibérico... ¿para qué innovar si les funciona?.
Carta de vinos exigua, centrada en Riojas. Unicamente tres argentinos: dos Malbecs en carta (no disponían de ninguno) y un Syrah de Mendoza, Alvear, que estaba rico. Precios muy razonables. Copas y trato del vino deficientes.
El servicio, nutrido, serio y profesional. Bien dirigido.
En resumen, comes correctamente en un marco vanidoso, bien servido y a precios más que razonables. Funciona.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar