Uno de mis preferidos

Ubicado en una masía remozada del casco antiguo de uno de los pueblos con más poderío de Catalunya y donde se hace prácticamente imprescindible acceder en coche. Hace unos pocos meses que renovaron el comedor principal (ver foto) y el lavabo de la planta baja. Aunque me gusta la nueva decoración, moderna y minimalista, y estoy enamorado del suelo actual, echo de menos el anterior ambiente, que me recordaba a la masía que tienen mis padres en un pueblecito de Tarragona. Sóc de poble.

Ambiente familiar, clientela local y asidua. Mesas de buen tamaño, bien vestidas y con adecuada separación. Sillas confortables recién restauradas. Buen menaje. Agradable iluminación. Servicio atento y de trato cordial, aunque un tanto desbordado pese a los refuerzos del Domingo de Ramos para hacer frente a un lleno absoluto, incluidos los dos salones que dan a la terraza. Cocina tradicional de temporada con toques de autor. Dispone de carta, un menú clásico (ancho y corto) a 38,-€ y un menú gastronómico (largo y estrecho) a 48,-€. También disponen de tapas (muy buenas en general) y un menú de carne a la brasa que todavía no hemos probado. Como somos asiduos, pedimos la carta para degustar algunas de las nuevas incorporaciones. Hace tiempo que no veo la carta de vinos. La familiaridad y la afinidad de gustos lo hace innecesario. Además, tan solo hay que echar un vistazo a la bodega que hay al lado de la barra de la terraza; nada de armarios, sino una habitación entera dedicada al vino. De los poquísimos restaurantes que conozco con más de una veintena de referencias de vinos dulces. Copas de calidad. Me gustaban más los vasos de agua azules que tenían antes que los de color naranja actuales. Servicio consistente en apertura, prueba y primer llenado. Precios ajustados.

Almuerzo familiar del Domingo de Ramos. Empezamos con unos aperitivos de sashimi de atún (bueno, aunque cortado sin gracia) y foie micuit (delicioso).

De primero:
- Raviolis de gambas - Deliciosos.
- Macarrones con bogavante y trompetas de la muerte - Las setas forman parte de la salsa, de ahí su color casi negro. Mi hijo casi se aficiona a las setas gracias a este plato.
- Arroz con butifarra negra y cintas de sepia - Puestos a ser quisquillosos, la salsita verde no encontré que aportase nada.
- Huevos con patatas y foie - De vicio.

De segundo:
- Copos de bacalao con samfaina - Según mi mujer, estupendo.
- Cabrito a las 24 horas - Crujiente por fuera y sabroso por dentro. Hubiese agradecido unas cuantas cebollitas más... Pura glotonería.
- Steak tartar - Esta vez no lo pedí yo, aunque es el sitio donde más me gusta. Saben darle el punto picante que me gusta. Textura mejorable.

Y llegamos a los postres:
- Yogur con miel avainillada y azúcar de naranja - Hay que ver lo que da de sí un yogur...
- Crema rusa con fresitas del bosque - Suave y refrescante.
- Coulant de chocolate con helado de vainilla - Llevaba también algo rojo que no recuerdo que era. Mi hija dio cuenta de él a toda velocidad. Tanta, que no llegué a probarlo.

Bebimos un par de aguas de 1 l., una botella de L'Avi Arrufi 2007, un par de copas de Seigneurs de Monbazillac 2005 y un cortado.

Pese a que la carta no es excesivamente larga, es de los pocos sitios donde tenemos serios problemas para elegir. Hasta el punto de que intentamos no repetir los platos para poder probar más variedad. Da igual lo que pidamos: siempre salimos contentos. Incluso mi hijo de 9 años, que es bastante complicado de satisfacer, se atreve aquí con productos que no conoce. Aunque algunos precios puedan parecer algo elevados, las raciones son generosas y las recetas, elaboradas. Y preparan sus propios helados.

Dispone de una terraza interior (ver foto) donde conviene reservar con tiempo, especialmente para cenar en cuanto hace buen tiempo. Es fácil aparcar por la zona. Un magnífico lugar para quien dé más importancia a una alta calidad que a un precio bajo y quiera disfrutar relajadamente de una buena comida en un ambiente tranquilo y familiar. El precio corresponde a lo que tomé yo.

  • Terraza interior

    Terraza interior

  • Comedor remozado

    Comedor remozado

  1. #1

    manubcn

    Pues si Francesc, de acuerdo contigo, de lo mejorcito del Vallés y alrededores, a ver si me paso un día y veo las reformas y saludo a Lluis, que hace tiempo que no sabemos nada de el.

  2. #2

    JoseRuiz

    ¡De "poble" y a mucha honra!

    ¡Buen Homenaje, si señor!

  3. #3

    Francescf

    en respuesta a manubcn
    Ver mensaje de manubcn

    Como tardes mucho, igual te encuentras también al nieto :-D

  4. #4

    Francescf

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    Si estuviese más cerca de casa, sería una ruina :-D

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar