Restaurante Sushiclub Valencia

Datos de Sushiclub Valencia
Precio Medio:
34 €
Valoración Media:
6.2 10
Servicio del vino:
5.8 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.4 10
Calidad-precio:
4.6 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Quatre Carreres
Dirección: Paseo de la Alameda 42
Código postal: 46023
Tipo de cocina: Japonesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 26,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


8 Opiniones de Sushiclub Valencia

El estilo y la decoración de Sushiclub ya son premonitorios de lo que va a ocurrir con el tipo de comida japonesa que uno puede pedir en este restaurante y del precio que va a pagar por ella.
Decoración moderna y minimalista en blancos, negros y naranjas con un aire chill out (incluso en la música de ambiente) que, aunque no deja de ser a su modo acogedora, tiene el grave defecto de mantener las mesas demasiado próximas unas a otras.
Los tipos de sushi siguen esta línea moderna y de pretendida innovación en sus elaboraciones. El resultado no es del todo fallido. El sushi cumple las expectativas y su pretensión de diferenciarse del simple "arroz con pescado crudo encima", e incluso en algunos casos sorprende en su riesgo.
Otra cosa es el precio. Se puede ser moderno e innovador, incluso se puede tener materia prima de alta calidad (no sabría decir si éste es el caso), pero el precio debe ser acorde a lo que se está sirviendo y a la sensación que se lleva el cliente. Desde luego, se está pagando el local y el estilo en el que se está, pero hasta esto tiene que tener una mesura. Feo detalle, por cierto, que a este respecto en la carta no se anuncie que el IVA no se encuentra incluido en los precios y que se cobrará 1,50 euros por servicio de mesa a cada comensal.
En concreto en nuestro caso, sábado a medio día (únicamente cinco mesas de parejas en todo el local), tomamos para dos personas ocho piezas de un roll cocinado (Crispy roll si no recuerdo mal), otras ocho de un roll de atún, un plato de wok de verduras y pollo para compartir y un postre también para compartir (milhojas de chocolate negro y crema, bastante bueno y original), con tres cervezas como bebida. Todo ello por 66 euros.
Ninguna queja del servicio. Serio competente y correcto, sin proximidad ni complicidad con el cliente pero también sin malos modos ni errores de bulto.
En conclusión, una propuesta interesante e innovadora de sushi en una zona moderna de Valencia pero con precios excesivos para lo que se está sirviendo y para los tiempos que corren en nuestro país.

Pretender ser lo que no pueden ofrecer; pintaba bien para ir a cenar dan a entender que es un ambiente tranquilo, moderno y selecto, pero uno va desengañándose.
Precio excesivo para lo que ofertan: Puesto que sus servicio muy bien ataviado pero flojo, parece que no dan a basto.
Como nota final a la noche, se les tuvo que reclamar los segundos y pese a ello se retrasan y además los sirven fríos, no contentos con esto te sirven los tes de supermercado a precio elevado y te incluyen pagar el servicio, pues nada, lo han conseguido no pienso volver.

Nueva visita y la conclusión es que el sushichef debe ser nuevo porque la calidad del sushi -en sus diferentes variantes- ha mejorado bastante, tanto en el punto del arroz como en el de la materia prima.

Optamos por el menú mediodía (19 euros), con la tempura de verduras y la ensalada -pelín insípida- de primeros y las 12 piezas de sushi de segundo, bien presentadas y en su punto justo.

Servicio de vino básico. Vegalfaro Chardonnay, que hubo de refrescarse un poco antes de servirse.

Aceptaron cambiar postre por cafés (no incluido en le menú mediodía).

Disponen de wifi gratuito y buen hilo musical vía Itunes-Imac.

Palillos mejorables y que deberían cambiarse entre plato y plato.

Sigo prefiriendo Sushi Home, pero es una buena opción.

Por la decoración, la iluminación, la hotesse, la música, los vídeos, el guardaropa... La comida es muy buena, la verdad, de gran calidad. Es un japonés caro, pero lo vale. Tienen zona de no fumadores, y hay alternativas de carne y pescado cocinado por si a alguien no le agrada el sushi y compañía. Los postres están 'occidentalizados'. No pedimos vino.

Manteles negros, local situado en zona "de moda", con una decoración elegante y funcional.
Copas algo gruesas para mi gusto. No bebimos vino.
Toda la semana, si mal no recuerdo, disponen de un menú de 19 euros. De primero, a elegir, sopa Thay (picante) y arrollado (parecido a rollitos) o gyosa (parecido a empanadilla) y tempura (el rebozado algo grueso para mi gusto, pero nada aceitoso). También se puede elegir sushi de primero.
De segundo elegimos unos noodles con calamar y langostinos (muy correctos de sabor) y un variado de sushi (aspecto y textura agradables). Lo acompañamos, aparte, con un spring roll (variante del california). También existe la posibilidad de escoger una ensalada de segundo.
De postres, brownie de chocolate y tarta de queso.
Servicio algo lento, en eso estoy de acuerdo con algún comentario anterior, pero al ser domingo tampoco teníamos excesiva prisa.
Buen precio (incluye el spring roll, que va aparte del menú), para un menú más que correcto.

Me gustó mucho el local, está decorado con muy buen gusto. La comida también de calidad , todo muy bueno,aunque platos minimalistas, un poco escaso para el precio,postres carillos,pero buenos. El servicio se podría mejorar un poco,nos hicieron esperar entre platos. El ambiente es muy agradable,musica de fondo, buenas vistas desde sus ventanales. Original.

La verdad que tengo que decir que este restaurante me ha sorprendido gratamente estube comiendo este domigo pasado y la verdad que ha sido una grata comida,local bonito en el cual y la comida muy buena un poco lento el servicio pero el resultado es bueno,pedi unos sushi con coco,unos noodles de calamar,unas gyosas unas especies de empanadillas muy ricas,y unos enrollados que son los famosos rollitos,todo muy bueno.

Hola,
este fin de semana descubrimos con mi novia el Restaurante "Fusión" SushiClub situado enfrente de "L'emisferic" de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Debo reconocer que me quede mas que contento con todo en general, a pesar de que hubo una demora a la hora de secarnos los platos (espectaculares) pero dentro de lo que cabe comprencible. Otra cosa es la carta de vinos algo escasa pero que igualmente comprendería ya que pues por lo que veo la mayoria de los restaurantes "japoneses" pues no se centran tanto en los vinos como en la elaboración de los platos.

No me atrevería a denominarlo Japones porque a parte de la comida asiatica, el sushi, se ofrece tambien una cocina alternativa con platos conocidos pero con aire oriental.

El Sushi : No muy aficionado pero si sé lo que me gusta y lo que no. Desde luego lo que probamos fue una delicia, un variado de todo el sushi que nos recomendó el camarero, que tambien nos explicó cada cosa lo que es y su respectiva denominación. Aparte del variado nos recomendó extasis y geishas los unicos nombres de lo que me acuerdo ahora mismo, deliciosas por cierto.
La cocina: Probamos La tempura de langostinos y unos pinchos de vieiras y beicon. Nos dejamos llevar por el camarero y no fallamos. Terminamos la cena con un postre, que era una cosa bastante grande de chocolate negro con relleno y helado de piña, solo de pensarlo me entran ganas de volver a ir.
Vino : Tomamos una botella de vino blanco japones. Que me gustó pero no sé como definirlo, lo único que sé es que no encontraba los vinos que estoy acostubrado a encontrar en una carta como ViñaSol o Marina alta etc.
Atención al cliente: muy agradable y simpatica, aunque en un primer momento parece un poco lenta, algo que se debe a los pocos camareros y todos los clientes que acuden, a pesar de esto muy personalizada y atenta en cada momento. Empezando por el maître un chico frances pasando por los otros 4 o 5 chico/as a nosotros personalmente nos atendió un chico llamado Christian. En general el trato que recibimos fue de lo mejor manteniendo el debido respeto en cada momento.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar