Restaurante Casa Manolo León en Sevilla
Restaurante Casa Manolo León
País:
España
Provincia:
Localidad:
Dirección:
Cód. Postal:
Añadir tipo de cocina Añadir vino por copa
Precio desde:
45,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
45 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
6.6
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
4.8
Comida COMIDA
7.0
Precio medio entorno ENTORNO
7.4
RCP CALIDAD-PRECIO
7.8
Opiniones de Casa Manolo León
OPINIONES
4

En una zona clásica de Sevilla, un local que es un antiguo palacio con unos comedores semiprivados y un estupendo patio central muy interesante en invierno y en ncches de verano pero que necesita un mejor acondicionamiento para las horas de sol en meses más cálidos porque en caso contrario es una sauna.
Entrada con una manzanilla La Gitana con temperatura algo alta, seguido de un verdejo de batalla Aura y rematado con un Matarromera crianza 2009 que hubo que meter en cubitera porque se empezó a servir a temperatura ambiente de Sevilla a medio dia en dia soleado de junio. Muy, muy flojas las copas. Buen cambio de cubiertos, acveptable vajilla y servicio veterano y correcto.
Al centro: plato de buen jamon ibérico pero que eramos mesa de 10 y con 3 platos de jamon que cada uno tenia un color ¿?. Gamba de Huelva sabrosa levemente cocida y con sal gorda: buena. Curiosas croquetas de chipirones en su tinta sobre ajoblanco: sabian poco a chipiron y ni siqueira a tinta (que ya es dificl) ya que el rebozado y fritura se comían el sabor. Un revuelto de la casa a modo de tortilla de verduras con leves toques de chorizo con buen resultado final.
De principal hubo varias opciones y diversos aciertos. Los que fuimos por el taco de atun con ajitos sofritos y una gambita encima (que no sé que pintaba allí) tuvimos suerte pues el grueso taco de atun estaba bien hecho muy marcado por fuera pero jugoso en su interior. Menos suerte los del bacalao al horno ya que estaba seco y pasado de coccion. Opcion de solomillo bastante aceptable. La presa plancha aceptable según referencias.
Lamentable que el acompañamiento de los platos fuera café para todos: verduritasen diferentes puntos de coccion algunas casi crudas y daba igual estar al lado del atun que de la presa.
Postre a compartir con un muy aceptable tocino de cielo y nada destacable en el flan, helados y tarta acompañantes.
Cafés y una copita de px de Vinícola de Soto cumplidora, remataron la faena y salimos corriendo porque ya nos daba el sol en la mesa y aquello se ponía a 40º.

Buen ambiente (si no te dá el sol) y no siempre aciertas en el principal.

Fuimos el pasado 28 de Abril. Día lluvioso a no parar que hace obligatorio ir en taxi, ya que está un poco alejado del centro. El restaurante muy bonito, aunque nos colocaron en una sala al entrar, con lo cual no pudimos ver la totalidad de las salas. Cuando llegamos, a pesar de tener reserva, nos miraron muy raros. Finalmente vino un camarero que nos atendió muy bien. Incluso nos dijo que éramos los únicos españoles en el restaurante. De primero tomamos unas croquetas de chipirones muy buenas (quizás demasiado pan rallado) y media ración de chacina variada (queso, lomo, jamón, chorizo y salchichón).
De segundos, chuletitas de lechal -(me dijeron que buenos sin más) y Rape sobre cama de verduras muy bueno. quizás demasiado fuerte el sabor de las verduras, que no era otra cosa que un pisto. De beber un refresco y una botella pequeña de Azpilicueta. El servicio del vino significa preguntar qué quieres, anotarlo y descorcharlo. No lo dan ni a probar. Y ni siquiera traen carta de vinos. Copas como las que tiene mi padre de los chinos.
Me lo recomendaron el mismo sábado aunque ya tenía hecha la reserva. Creo que o bien se han quedado un poco apalancados o yo me he llevado una sensación muy vaga. En Madrid supongo que ese mismo restaurante con ese pedazo de edificio y salones, seguro que le sacaban mucho más partido, aunque también es verdad que le doblarían el precio.
Aún así, me gustó mucho.

Precioso restaurante con varios salones y un patio central tranquilo y fresquito en primavera.

Servicio de sala correcto, aunque no guardan la atención que debieran, sobre todo si dejan la botella fuera del alcance de los comensales y hay que estar requiriéndoles servicio de vino.

Bueno el foie de pato al que no le va bien el pan que le ponen de acompañamiento.

Buenísimos los huevos de choco, así como el guiso de atún. La merluza en su punto de cocción aunque algo sosa.

Copas inadecuadas, una vez más.

Enrique Mendoza Pinot noir 15.-€
Sumarroca Rose 31.-€

Detalle en la sobremesa con una invitación a GT.

En el barrio de la Macarena, antigua casa-palacio muy bien acondicionada y decorada, con varios salones. Ambiente íntimo y tranquilo. Comida muy buena, bien elaborada y presentada. Atención bastante correcta. Recomendable.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar