Una agradable sorpresa

Restaurante que hace tiempo conozco por referencias, pero no había tenido ocasión de visitar. Y nos llevamos una agradable sorpresa.

Disponen de una terraza cerrada con amplias cristaleras encima La Muga y dos comedores interiores.

Mesas amplias, separadas y bien puestas. Servicio amable. Como inconveniente, nos sirvieron el primer plato sin traer el vino.

Carta muy amplia y opciones de diversos menús incluso por la noche. En cada plato de la misma dan a conocer el proveedor, lo que es infrecuente y me pareció muy interesante.

La carta de vinos se muestra en un Tablet con opción de búsqueda mediante distintos filtros. Me pareció completísima y pregunté el número de referencias. Creo recordar unas 600. Precios correctos.

Escogimos como entrantes una ensalada tebia de setas frescas y una coca de escalivada con queso Marí de Mas Marcè. De segundos unas manitas de cerdo a la brasa y unas costillitas de cordero lechal. Postres compartidos, unas lionesas de nata. Todos los platos nos gustaron.

Para beber, un Dido que relación calidad-precio nunca defrauda.

Nos sorprendió la gran cantidad de comensales alemanes en el comedor lo que nos llevó a preguntar si siempre era así porque Boadella está a un mínimo de 30 minutos de los pueblos costeros. Parece ser que su presencia es habitual con residencia en Empuriabrava o L’Escala.

Vale la pena visitarlo y aprovechar para conocer esta zona menos turística de l’Alt Empordà.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar