Restaurante O Gaveto: Decepcionante


Lamento no compartir las opiniones anteriores. Visitamos el afamado local durante nuestra estancia en Oporto, en la semana de Reyes. Restaurante venido a menos, en su salón además de nosotros solo dos mesas más con clientes, y que ya estaban acabando por lo que terminamos cenando solos.

Mobiliario anticuado y cubertería que pedía a gritos su jubilación. En el salón una televisión (sí he dicho televisión!) en la que se veía un partido del Barça, y un desdentado camarero que cada dos por tres nos daba tema de conversación al descubrir que éramos de allí. Realmente un tedio cuando esperas una velada íntima, y cuando nuestro interés por el fútbol es casi nulo, y así se lo transmitimos, pero él empeñado en destacarnos las virtudes de Messi.

Con todos estos prolegómenos pedimos unas media ración de cañaíllas y unas ostras para arrancar. Las primeras muy cauchosas, por lo que muy probablemente las tenían más que cocidas, y las ostras correctas. De segundo y para compartir un pescado de la zona que no recuerdo el nombre y aunque su sabor era bueno, sobraba la "cachelada" de acompañamiento ya que era un exceso y convertía el plato en algo más propio de una ración de un bar de carretera. El pan que te sirven es pan de molde tostado, bastante mediocre.

Ellos venden su especialización en la preparación de la Lamprea, pero como inicialmente no volveremos esperaremos a que alguien nos lo cuente.

El precio realmente alto, teniendo en cuenta que pedimos cerveza y salimos pitando sin postre ni café. Como ejemplo, la media ración de las 6 mal contadas y cauchosas cañaíllas, superó los 20 euros.

Afortunadamente durante nuestra estancia en Oporto visitamos otros restaurantes que añadiré en Verema, y que permitieron borrar la mala experiencia en O Gaveto, y eso que tanto los comentarios como su propia página web dan otra visión del mismo.

Igual ni nosotros ni ellos tuvimos nuestro día, pero no nos gustó el local, ni el servicio, ni la presentación de los platos, ni desde luego alguno, de ellos.

Para gustos, los colores...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar