Restaurante O Gaveto

Datos de O Gaveto
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.5 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
6.2 10
Fotos:
0
 
País: Portugal
Localidad: Matosinhos (Oporto)
Dirección: Avenida Serpa Pinto 759
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: no cierra

Teléfono


5 Opiniones de O Gaveto

Restaurante recomendado como: de pescados y mariscos con un entorno muy clásico.

Cena para seis personas, se traviesa la zona de la barra, donde hay unas viveros con gran cantidad de marisco. Junto a la barra hay una zona para tomar algo informal sobre unas barras con taburetes y mantelitos cuadrados.

Nos acomodamos en el comedor interior, muy clasicota en su decoración, en una mesa amplia y bastante bien vestida.

Camarero con ganas de agradar, pero con una buena distancia en el trato.

Como he visto en otras ocasiones, televisión presente encendida, sin apenas volumen, donde se retransmitía una corrida de toros a la portuguesa.

Para compartir, tras una cervezas y los consabidos entrantes que te ponen y te cobran en Portugal, tomamos unos pimientos de Padrón, con buen punto de fritura.

Después no ponemos de acuerdo y todos nos decidimos por un rodaballo de 2.200 kg a la plancha, acompañado de sus guarniciones, como fueron repollo bien tratado y patatas. Buena la carne del rodaballo, que tras presentarse, se emplató y desespinó en una mesa accesoria.

De postre, tomamos medio compartido: tres porciones de queso de la Serra (bueno, bueno, pareciéndose en parte a la torta del Casar) piña y dos postres típicos de la zona, como son pao de lo var y troxas ovos, curiosos, donde predomina las yemas de huevo y el azúcar.

Buen servicio del vino, con buenas temperaturas de servicio, tomando Redoma 2010, Vertente 2008 y un tawny de 20 años.

Precio total con lo descrito mas agua y el pan, fue de 221 euros, por tanto a 35 euros por comensal.

Comentario:

Recomendado por portugueses que saben del comer y beber, y es más, el taxista que nos acerco, contaba toda la gente importante de Portugal que tiene al tal restaurante como preferido con asistencia asidua.

A mi, pareció un clásico, con buen producto, bien tratado y a unos precios normales para lo que te ofrece.

Lamento no compartir las opiniones anteriores. Visitamos el afamado local durante nuestra estancia en Oporto, en la semana de Reyes. Restaurante venido a menos, en su salón además de nosotros solo dos mesas más con clientes, y que ya estaban acabando por lo que terminamos cenando solos.

Mobiliario anticuado y cubertería que pedía a gritos su jubilación. En el salón una televisión (sí he dicho televisión!) en la que se veía un partido del Barça, y un desdentado camarero que cada dos por tres nos daba tema de conversación al descubrir que éramos de allí. Realmente un tedio cuando esperas una velada íntima, y cuando nuestro interés por el fútbol es casi nulo, y así se lo transmitimos, pero él empeñado en destacarnos las virtudes de Messi.

Con todos estos prolegómenos pedimos unas media ración de cañaíllas y unas ostras para arrancar. Las primeras muy cauchosas, por lo que muy probablemente las tenían más que cocidas, y las ostras correctas. De segundo y para compartir un pescado de la zona que no recuerdo el nombre y aunque su sabor era bueno, sobraba la "cachelada" de acompañamiento ya que era un exceso y convertía el plato en algo más propio de una ración de un bar de carretera. El pan que te sirven es pan de molde tostado, bastante mediocre.

Ellos venden su especialización en la preparación de la Lamprea, pero como inicialmente no volveremos esperaremos a que alguien nos lo cuente.

El precio realmente alto, teniendo en cuenta que pedimos cerveza y salimos pitando sin postre ni café. Como ejemplo, la media ración de las 6 mal contadas y cauchosas cañaíllas, superó los 20 euros.

Afortunadamente durante nuestra estancia en Oporto visitamos otros restaurantes que añadiré en Verema, y que permitieron borrar la mala experiencia en O Gaveto, y eso que tanto los comentarios como su propia página web dan otra visión del mismo.

Igual ni nosotros ni ellos tuvimos nuestro día, pero no nos gustó el local, ni el servicio, ni la presentación de los platos, ni desde luego alguno, de ellos.

Para gustos, los colores...

Estuve en marzo por segunda vez con uncliente de alli. Esta vez tomamos unas entradas, un fabuloso arroz de marisco, caldoso y muy gustoso, con cierto toque picante, y luego mero a la plancha. Vinho verde para empezar y luego un tinto douro. Pago el cliente, pero se que los precios no son desorbitados, con la ventaja de que tienes parking al lado, eludiendo los problemas para aparcar de la zona. Recomendable.

En mi segunda visita a Oporto, volvi a este restaurante, señal que en la primera gusto.Esta vez pedimos arroz de marisco y pescado (nos enseñaron los pescados antes de cocinarlos y nos dijeron los nombres pero no me acuerdo), ademas de la calidad de la comida se tiene que resaltar los precios,con dos botellas de vino blanco del Douro y los postres y cafes no llego a los 250 euros para ocho comensales.
Tienen buena carta de vinos, pero las copas no son las adecuadas, los postres son muy tipicos y destaca el Pao de Lo Ovar, una pasta de huevo muy buena.

Es un restaurante especializado en pescados y mariscos,cerca de Oporto,en las playas de Matisinhos.Muy buenos pescados,fuimos nueve comensales y todos pedimos pescado(las sardinas que la mayoria menospreciamos estaban buenisimas).Raciones grandes a precio moderado.Pedimos un vino blanco del Douro dejandonos aconsejar muy acertadamente (V.Z. me parece que son las iniciales de Cristiano van Zeller)

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar