Me encantó

el personal es encantador, pero lo mejor la comida. A mí me pareció sensacional. Probamos una gamba roja con espuma de mar que estaba increible, y un secreto ibérico de los mejores que he comido. Lo único que no me gustó es que la zona de no fumadores es prácticamente inexistente. Los platos son muy originales, merece la pena conocerlo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar