TRANQUILO

Estuvimos cenando en Xarma. Habíamos oído hablar de su reciente apertura y nos acercamos. No tuvimos que reservar sitio, pero imagino que en poco tiempo esto cambiará...
Los menús se quedan algo cortos, porque te dan 2 opciones de menú degustación aunque fueron tan amables como para dejarnos mezclar algunos platos.

La cocina es correcta, con platos bien elaborados e ingredientes bien escogidos. A esto añadimos el local, que era especialmente tranquilo, lo que hizo que pasáramos una velada muy agradable.

Carta de vinos algo corta, pero con buenas opciones. Optamos por un Priorato que no habíamos probado hasta entonces y resultó muy bueno.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar