Restaurante Kailuze (CERRADO): Menú 20º aniversario


Aunque suene paradójico, anoche visitamos este restaurante por primera vez coincidiendo con las jornadas de celebración de su vigésimo aniversario. Para esta ocasión han elaborado un menú especial que incluye algunos de los platos históricos, inamovibles, y que por lo visto los clientes más solicitan.
Lo primero que nos gustó fue el local; elegante, acogedor, sin excesivos toques 'modernos'. Perfecto para comer, y con espacio suficiente entre las mesas.
Nos trajeron un detallito previo al menú: un chupito de salmorejo acompañado por una croqueta de ave. Rico.
El primer plato era una ensalada con un par de langostinos hervidos. La ensalada tenía un sabor bastante fuerte por el vinagre y la mostaza, con lo que solapaba el sabor de los langostinos...
El siguiente plato contenía: chistorra, huevo frito tirando a escalfado y patatas paja fritas. Puede sonar a plato contundente y pesado pero no lo fue en absoluto. A mí me gustó mucho por su ligereza y sapidez.
A éste le siguieron unas Kokotxas deliciosas, aunque, de nuevo, la salsa mataba el sabor natural y delicado de las protagonistas. Con todo, dejamos los platos limpios limpios, jeje.
El bacalao estaba bastante bueno. La materia prima era de primera y la salsa, muy clásica: pimiento, tomate sofrito...
Como último plato, un buey con patats que me encantó. No nos preguntaron cómo queríamos de hecha la carne y la trajeron al punto. Otra vez hay que destacar la calidad de la materia prima, la carne tenía un sabor intenso. Excelente.
De postre, canutillos rellenos de crema y un par de trufas de chocolate blanco con (creo) algo de whisky... Brutales las trufas, auténticas bombas sólo aptas para los muy golosos.

Para beber, el menú incluye vino rosado navarro, 'Mediodía', 100% garnacha. Nos gustó mucho. En todo momento tuvimos las copas llenas, cosa que ocurría igualmente en el resto de las mesas. El servicio del vino es de 10. De hecho, el servicio en general es de 10. Son atentos, profesionales, pero no caen en esa afectación tan típica de algunos restaurantes de nivel. En mi humilde opinión siempre se debería tratar a los clientes como en Kailuze.
Para rematar la cena pedí un orujo que casi me hace ver las estrellas, jejeje.
Este es un restaurante de cocina muy clásica, de materias primas seleccionadas, y de sabores sutiles y poco arriesgados.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    yolan

    tambien estuvimos cenando en esos días de jornada y coincido en la opinión. Excelente calidad y maridaje. Una maravilla de cena. Como siemre.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar