Restaurante Parador de Mérida en Mérida
Restaurante Parador de Mérida
País:
España
Provincia:
Localidad:
Cód. Postal:

Añadir tipo de cocina

Añadir vino por copa

Precio desde:
30,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
30 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
3.9
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
3.5
Comida COMIDA
3.5
Precio medio entorno ENTORNO
5.0
RCP CALIDAD-PRECIO
3.5
Opiniones de Parador de Mérida
OPINIONES
2

No teníamos previsto el comer en Mérida, pero ante imponderables, como la hora que se echaba encima, el haber leído y visto en medios como televisión, el empeño de renovación tanto en locales, como imagen etc. de Paradores y ante la falta de conocer la oferta gastronómica de la ciudad (salvo Altair que hace tres años no me convenció en absoluto), optamos por acudir al parador donde se suele tener un aparcamiento garantizado y una buena señalización.

Aparte del aparcamiento, con personal muy agradable y el entorno amplio aunque quizás ligeramente envejecido y una pizca descuidado.

Mesas amplias debidamente separadas y bien vestidas.

En la comida salvo, el surtido de embutidos ibéricos de la zona y la selección de quesos también regionales (estos platos estaban con muy buen nivel pero entiendo que se debe más a la materia prima que a la labor de la cocina) el resto con nivel bajo o muy bajo. Dos de tomates rellenos que ni fu ni fa.

Albóndigas de pescado de río que cumplieron sin entusiasmar, carrileras con un nivel muy bajo y caldereta de cordero con nivel bajo, con escasa y pobre imaginación en la presentación.

El servicio, intentó ser amable pero confundió la diligencia con la rapidez.

La carta de vinos, con precios altos como suelo apreciar, a mi criterio, en la red.

Se decidió solo por una botella de bodegas Otazu Chardonnay a 14 euros que se encontraba en promoción.

La despedida fue nula nos fuimos y nadie nos dio ni las buenas tardes.

Tengo que reconocer, que esto me pasó por no haber leído el comentario de este restaurante de nuestros compañeros Pacodemadrid.

El precio fue sin tomar postres , agua y una botella de vino para 5 comensales

Lamentable la comida que tuvimos que sufrir en el restaurante de este Parador. Estuvimos obligados porque para las fechas que fuimos era obligatorio alojarse en régimen de media pensión. La sala es amplia, con mesas muy grandes y cómodas, aunque muy antiguo y viejo como el resto de sus instalaciones. En su carta productos típicos de la tierra principalmente.
Empezamos con una aceitosa e insípida pasta (tallarines) una degustación de gazpachos sin mucha novedad, unas simples croquetas, y en general todas las entradas muy simples, mal elaboradas y con exceso de aceite.
De segundos, una triste presa ibérica reseca y sin sabor (que pena en Extremadura), una seca dorada a la espalda, Unas aceptables migas (abuso de aceite) y caldereta de cordero con poca gracia.
Para el postre unos sorbetes de limón, muy normalitos.
La carta de vinos escasa, con vinos a temperatura ambiente y malas copas. Tampoco destaca por el trato al vino. Decidimos tomarnos un cuatro Pasos (D.O. Bierzo 2006) pero no disfrutamos ni por el vino ni por los medios.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar